www.diariocritico.com

Un año después de aprobarse la 'Ley Rider', el Gobierno reclama a las empresas que no se salten la normativa

Un año después de aprobarse la 'Ley Rider', el Gobierno reclama a las empresas que no se salten la normativa
Ampliar
(Foto: Chema Barroso / MDO)
viernes 12 de agosto de 2022, 13:34h

El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, en una entrevista en 'Las Mañanas de RNE', ha comentado el año en vigor que lleva la conocida popularmente como 'Ley rider', que creó una normativa concreta para la vinculación laboral de las empresas de reparto a domicilio con los propios repartidores.

Pérez Rey ha advertido a las empresas que no hay "ningún atajo ni posibilidad "de burlarla, y recordó que las infracciones podrían acarrerar responsabilidades penales graves: "Esta ley está llamada para cumplirse y desde luego pondremos todos los medios a nuestro alcance para exigir responsabilidades a las plataformas que intenten burlar".

El representante del Gobieron dijo estar, no obstante, "muy satisfecho" por la puesta en marcha de esta ley "pionera". Presumió de que, en su primer año de vigencia, ha multiplicado "por 5" la cifra de contratados en el sector: "Al menos en las grandes empresas".

Pérez Rey fue preguntado muy en concreto por el caso de la empresa Glovo, que está bajo lupa porque estaría manteniendo a gran parte de sus repartidores como autónomos, y también por otra de las líderes en el sector, Uber Eats, que se movería por un modelo "híbrido". El secretario de Estado dijo que "por supuesto nos preocupa" pero añadió: "Pondremos todos los medios a nuestro alcance para exigir responsabilidad a las plataformas que intenten burlar la ley, con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social a la cabeza".

Las consecuencias de incumplir

Recordó que si no se cumple la normativa, primero es "una infracción de carácter administrativo", que incluye "responsabilidades económicas". Pero si se incumplen las normas de manera sistemática, ello puede "originar una responabilidad penal".

La 'Ley Rider' daba 3 meses de plazo a las empresas para adaptarse a la nueva situación y se revisará si se está incumplendo la normativa.

Las últimas noticais pasan por el hecho de que Glovo no estaría presuntamente cumpliendo la norma y que Uber Eats estudia un nuevo modelo de reparto a domicilio "alternativo e híbrido", explica RTVE. Es decir, tendría a algunos repartidores contratados y a otros como autónomos para trabajos puntuales, sin vinculación contractual.

Glovo sí que ha recibido algunas sanciones por Inspección de Trabajo. Otras como Deliveroo se retiraron de España cuando entró en vigor la normativa, argumentando que el negocio era entonces inviable.

JustEat, por su parte, mantiene su política laboral de repartidores contratados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios