www.diariocritico.com

ERC no asegura a Puigdemont su investidura a distancia aunque pacta con su partido para controlar el Parlament

ERC no asegura a Puigdemont su investidura a distancia aunque pacta con su partido para controlar el Parlament
Ampliar
(Foto: ERC)
miércoles 10 de enero de 2018, 18:20h

Aunque al saberse de la reunión entre Carles Puigdemont y Marta Rovira anoche en Bruselas se dio por hecho de que el acuerdo entre ambos era cerrar la constitución de la Mesa del Parlament y la investidura del primero, al parecer ERC no se compromete a apoyar este segundo extremo.

En su cena en Bélgica pactaron iniciar la nueva legislatura, dando por buena la convocatoria electoral de Rajoy a través del artículo 155, y hacer lo posible para controlar la Mesa del Parlament, que es lo que permite debatir y votar todas las iniciativas legislativas que se impulse desde el Govern soberanista que quieren volver a formar.

Pero al parecer no están de acuerdo en garantizarse la investidura del ex president, que tendría que ser a distancia ante la imposibilidad de Puigdemont de volver a suelo español sin ser detenido de inmediato por ser requerido por la Justicia. Controlar el Parlament, sin embargo, daría pie a tener la llave abierta a una investidura a distancia porque se retorcería el reglamento de la Cámara para permitir un discurso por videoconferencia y una votación por delegación de voto.

Y es que aunque desde Junts per Catalunya, la marca electoral desde la que concurrió a las urnas Puigdemont, ven factible esa vía, desde ERC quieren estudiar si jurídicamente es viable esa propuesta de un discurso por videoconferencia o que sea leído por una persona que le represente. Por eso es clave que se controle la Cámara catalana desde la Mesa, como en la anterior legislatura, donde se llevaron a Pleno las leyes de desconexión o de proclamación de la independencia, así como la convocatoria del referéndum del 1 de octubre.

Ahora debaten si incluir, como un mero gesto, a un miembro de Catalunya en Comú en la Mesa, sin ningún valor en las decisiones, o ni siquiera hacerlo. La alternativa es dar dos puestos a JxCat, 2 a ERC, 2 a Ciudadanos por ser el partido más votado y uno al PSC, dejando incluso fuera a la CUP, el menos votado junto al PP. Y para presidir el Parlament casi se da por descartado, por cierto, a Carme Forcadell, que tras pasar por prisión apenas unas horas y seguir imputada, prefiere desvincularse de la vía soberanista desde este puesto de responsabilidad legal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios