www.diariocritico.com

España, segunda gran potencia europea que integra y blanquea a la ultraderecha para facilitar un gobierno

> En Alemania, Francia o Reino Unido, los partidos conservadores tradicionales se niegan a llegar a acuerdos
> Sólo Italia, Polonia, Hungría o Grecia da aire a estas formaciones populistas que tantos recelos despiertan

jueves 10 de enero de 2019, 08:58h
España, segunda gran potencia europea que integra y blanquea a la ultraderecha para facilitar un gobierno
Ampliar
(Foto: Vox)

El secretario general del PP, Teodoro García-Egea, defendió el pacto con Vox al considerar que "objetivamente mejora la vida" de los andaluces y se mostró "seguro" de que lo repetiría a nivel nacional si se diera la situación para sacar a Pedro Sánchez de La Moncloa. "Yo prefiero sentarme con Vox que con el señor Rufián", recalcó García-Egea.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, celebró el acuerdo con el PP por el que apoyará la investidura del popular Juanma Moreno a cambio de que éste aplique desde el Gobierno "una parte importante del programa de Vox".

La ultraderecha, apartada en Europa

En Europa, los pactos con partidos de ultraderecha han sido generalmente descartados, salvo en excepciones. Aunque hablamos de un gobierno regional, el de Andalucía, España es la segunda gran potencia europea, junto a Italia, que integra a estas formaciones extremistas.

En Alemania, la CDU democristiana y por tanto conservadora, que forma parte junto al PP de la alianza del Partido Popular Europeo, se ha negado a pactar con las formaciones que han nacido en ese país con tintes ultras y apoyos de neonazis, siendo las más conocida y fuerte Alternativa para Alemania.

En Francia, Emmanuel Macron, como antes hicieran Chirac, Sarkozy u Hollande, han recibido apoyos de todo el electorado para aislar a la ultraderecha del clan Le Pen.

En Holanda, más de lo mismo: en 2017 una coalición de 4 partidos tomó el poder en una clara alianza conservadora y derechista, pero dejando fuera a la extremista y populista formación del ultra Geert Wilders.

En Dinamarca también hubo un cordón sanitario en contra del partido ultra 'El Pueblo de Dinamarca', que sí que obtuvo un exitoso 21,1% de los votos en 2015. Pero los conservadores y liberales pactaron un gobierno de coalición que sigue liderando Lars Løkke Rasmussen.

En Reino Unido, que ahora dejará la UE, siempre se ha mantenido también al margen de las formaciones populistas derechistas, aunque parte del partido conservador, los tories, también apoyó el Brexit, como las formaciones ultras como UKIP.

Excepciones

En otros países sí hemos visto estos acuerdos. En Italia, el más reciente, los ultras de la Liga liderados por Salvini gobiernan junto al Movimiento 5 Estrellas, teóricamente de izquierda y equivalente a Podemos en España.

Similar acuerdo vimos en 2015 en Grecia: el izquierdista Tsipras prefirió estar al frente del Ejecutivo gracias a un acuerdo con Griegos Independientes, una formación que no llega a ser ultraderechista pero sí populista de derechas.

En Austria, el canciller Sebastian Kurz, conservador, accedió al poder en 2017 gracias a los apoyos del partido ultra FPÖ.

En Suecia, Stefan Löfven, del Partido Socialdemócrata Sueco, recurrió en las elecciones de 2018 a los apoyos de ultras para seguir en el poder, pero actualmente está en funciones en el cargo tras una moción de censura.

En Polonia, el derechista partido Ley y Justicia ganó las elecciones en 2015 y desde entonces gobierna su candidato, Mateusz Morawiecki, aunque hay controversia a la hora de calificar a este partido, que sí es ultraconservador y muy tradicionalista. El otro gobernante ultra en Europa es Viktor Orbán en Hungría.

Reacciones al pacto PP-Vox

El Gobierno central lamenta "la radicalización del PP y Ciudadanos por el pacto con la ultraderecha" en Andalucía, y advirtió de que estará "vigilante" ante "esta deriva hacia el machismo y la xenofobia" y ante quienes se empeñen "en volver a la España en blanco y negro". Para el Gobierno, "Ciudadanos, además, ha desatendido los llamamientos de los partidos europeos a la moderación y a desenmascarar el autoritarismo de la ultraderecha" y ha propiciado que Vox sea "un actor principal en el gobierno de los andaluces", indica en un comunicado.

Mientras, la presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, apeló a la "fuerza" del millón de andaluces que votaron al PSOE para seguir luchando por defender "los derechos de todos".

Los acuerdos del PP con Ciudadanos y con Vox acaparan las primeras de todos los diarios, con interpretaciones claramente diferenciadas. El diario EL PAÍS destaca que "el PP asume parte del discurso de Vox para gobernar Andalucía". LA VANGUARDIA señala que "el PP presidirá Andalucía con los votos ultras de Vox". Por su parte, EL PERIÓDICO habla de "el pacto de la vergüenza", y resalta que "la triple derecha investirá al popular Moreno".

Desde otra perspectiva, EL MUNDO titula: "El PP gobernará Andalucía al pactar por separado con Cs y Vox". LA RAZÓN dice que "el PP conquista Andalucía sin ceder al órdago de Vox". Mientras, ABC abre su primera con las fotos de los presidentes de la Junta de Andalucía, desde Rafael Escuredo a Susana Díaz, y titula: "Se acabó". Según este diario, "PP y Cs aceptan incluir 37 puntos de Vox para que Juan Manuel Moreno Bonilla se convierta en el presidente que pone fin a 40 años de régimen socialista en Andalucía".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.