www.diariocritico.com
15 años después, la historia se vuelve a repetir: un candidato aglutinará todos los apoyos para vencer a la ultraderecha

15 años después, la historia se vuelve a repetir: un candidato aglutinará todos los apoyos para vencer a la ultraderecha

lunes 24 de abril de 2017, 08:02h

Sí, la historia está condenada a repetirse si no hacemos nada para impedirlo o aprender del pasado. Así que, 15 años después de esa triste segunda vuelta en la que el conservador Jacques Chirac tuvo que imponerse al ultra Jean-Marie Le Pen, volveremos a ver la misma escena.

Cambian los protagonistas, eso sí: el favorito no será ya un partido del sistema o de un partido tradicional, sino el independiente Emmanuel Macron. Tendrá que imponerse a Marine Le Pen, hija del otro Le Pen, aunque ya con el único vínculo genético con aquél, ya que hace años que no mantienen relación por un encontronazo lleno de truenos y centellas.

Todos los candidatos, salvo Jean-Luc Mélenchon, el líder de la izquierda radical, dieron su apoyo anoche a Macron y pidieron a sus votantes que ahora depositen el 7 de mayo, en la segunda vuelta, la papeleta de Macron en las urnas. Lo hicieron tanto Fillon como Hamon, de los partidos conservador y socialista, respectivamente, tapando así sus vergüenzas internas. Sin embargo, se resistió a hacerlo el nieto de español, murciano para más señas, Mélenchon, de Francia Insumisa, ya que considera que deben ser las bases las que digan a quién se debe dar el apoyo. Un acto muy democrático que ha sido, no obstante, mal interpretado y mal valorado en el país vecino como un flaco favor a la República por no movilizarse rápidamente contra Le Pen.

En 2002, la segunda vuelta fue histórica. El país galo se horrizó al ver que había permitido el ascenso de la ultraderecha, de ideología xenófoba y filonazi, pero reaccionó con valentía y un claro ejercicio de dignidad al dar el 82% de los apoyos al 'mal menor' el conservador Jacques Chirac, al que se le permitía así un segundo mandato 'regalado' con el voto de la izquierda. Todo valía para no ver a Le Pen de presidente, quien se quedó con el 17,79% de los apoyos. La única nota negativa es que ganó en votos: pasó de los 4,8 millones de votos en la primera vuelta a 5,5. El caso de Chirac fue abrumador: pasó de 5,6 millones de votos a 25,5. Se supone que el 7 de mayo sucederá algo semejante...

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios