www.diariocritico.com
Rajoy y España toman nota: victoria del 'Albert Rivera' francés y eliminación de los partidos tradicionales
Ampliar
(Foto: Emmanuel Macron)

Rajoy y España toman nota: victoria del 'Albert Rivera' francés y eliminación de los partidos tradicionales

lunes 24 de abril de 2017, 07:32h

No sólo ganó ayer Emmanuel Macron. Perdieron los partidos tradicionales franceses, los equivalentes al PP y PSOE en el país vecino: el PS y Los Republicanos. Las dos clásicas formaciones llevan rigiendo Francia desde los años 1950, tras olvidar la terrible Segunda Guerra Mundial, y nunca antes, salvo pequeños avisos como la segunda vuelta de hace 15 años con Jean-Marie Le Pen, padre de Marine, disputando la presidencia de la República a Jacques Chirac.

Macron es un hombre de la banca, pero independiente. Estuvo asesorando al presidente saliente, el socialista François Hollande, y salió al conocer que no podría cambiar algunas de las ideas que tenía el líder errático de Francia, que pasa por ser el primer presidente que no intenta un segundo mandato. Por eso deben tomar nota los partido tradicionales de los principales partidos del continente europeo. El aviso que ha dado la ultraderecha de Le Pen es serio: puede disputar la presidencia, con lo que no permite espacios a un segundo aspirante de partidos del sistema.

En Bélgica y Holanda ya se dieron recientemente casos parecidos, y esta vez Le Pen vuelve a poner a la derecha extrema y xenófoba en una situación de poder. Por suerte, en España no tenemos la amenaza de este tipo de partidos y mucho menos en posiciones tan altas, aunque sí se puede tomar nota de la otra cara de los resultados de anoche en Francia: el impresionante y rápido ascenso de Macron. Un hombre que no viene de la política tradicional y que consigue el primer puesto en la primera vuelta, quien ganará con al menos un 60% de los votos en la segunda, según estimaciones.

El 7 de mayo no sólo será el día para Macron: será también un motivo de optimismo para Ciudadanos y Albert Rivera. Aunque el catalán viene de la abogacía y no de la banca, sus casos son muy semejantes: no llegan a la cuarentena de edad y ya aspiran al cargo más importantes de sus respectivos países. Aunque, hoy por hoy, la realidad es otra en el partido naranja: pese a la importancia que ha tomado en la actual legislatura, Cs sólo tiene 32 escaños en el Congreso y Rivera sólo puede presionar e influir de manera limitada en algunas acciones de gobierno. Otra cosa es que finalmente el PP se contagiara de la enfermedad del partido conservador francés, antes de Nicolas Sarkozy y ahora en manos de un fracasado François Fillon, quien tendrá que dimitir, quiera o no.

El mismo caso se ha podido ver en el bando socialista. Benoit Hamon acudía a las urnas con los ánimos de convencer al electorado clásico de centro-izquierda para que no abandonaran al PS, pero la herencia que deja Hollande ha sido suficiente para dar el peor resultado de la historia al partido, que queda quinto, incluso por debajo de los izquierdistas de Jean-Luc Mélenchon, el 'Pablo Iglesias' de Francia.


- Macron y Le Pen, finalistas de cara a la segunda vuelta para tomar las riendas de la República

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios