www.diariocritico.com

Emmanuel Macron

Ciudadanos atraviesa un momento delicado en sus relaciones con La República En Marcha, el partido del presidente de Francia, Emmanuel Macron. Las posibles alianzas que pueda haber entre Ciudadanos y Vox, generan "preocupación" en el Elíseo, que ha dejado claro que el Macron "no acepta ambigüedades" y que incluso está dispuesto incluso a replantearse la "cooperación política" con la formación de Albert Rivera si pacta algún tipo de "plataforma común" con la ultraderecha.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha declarado este lunes en un solemne mensaje a la nación el "estado de emergencia económica y social" con el objetivo de abrir un debate nacional que permita alcanzar "un nuevo contrato" social, en respuesta a la ola de protestas de los 'chalecos amarillos' que ha puesto en jaque a su Gobierno. En este sentido, ha admitido que en este año y medio su Gobierno "no ha sabido dar una respuesta rápida". "Y asumo mi responsabilidad", ha declarado.

Este domingo se ha celebrado el centenario del fin de la Primera Guerra Mundial, que concluyó con la firma del Armisticio entre Francia e Inglaterra. Con motivo de la conmemoración, París ha acogido el encuentro de más de 70 jefes de Estado y de Gobierno internacionales para recordar lo ocurrido durante el conflicto y hacer un llamamiento para no repetir los errores del pasado, en un momento en el que el nacionalismo y el populismo se encuentran en auge.

El presidente francés, Emmanuel Macron, está forjando alianzas de cara a las próximas elecciones europeas acercándose al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en España, y al círculo cercano al ex líder del Partido Democrático, Matteo Renzi, en Italia.

El gobierno francés de Emmanuel Macron ha enmendado el manifiesto firmado por 41 senadores galos que denunciaba la "represión de los legítimos representantes electos" de Cataluña. "Francia está comprometida con la unidad y la integridad de España" y rechaza la interferencia en asuntos internos y procedimientos judiciales en curso, manifestó el ejecutivo.

Los 'chalecos amarillos' han vuelto a tomar la capital francesa por quinto sábado consecutivo para mantener su pulso con el Gobierno de Emmanuel Macron, pese a los compromisos anunciados el pasado lunes, y es que las manifestaciones piden también ahora su dimisión, así como mejoras sociales. Aunque las protestas han dejado hasta el momento un centenar de detenidos, la afluencia ha sido menor a la registrada el pasado fin de semana, cuando más de 1.300 personas fueron arrestadas.