www.diariocritico.com

Greenpeace denuncia el negocio de Shein: usa químicos peligrosos y prohibidos

Compras en Shein
Ampliar
Compras en Shein (Foto: Maria irl / Greenpeace)
miércoles 23 de noviembre de 2022, 12:31h

La ONG ecologista Greenpeace ha advertido que muchas empresas de moda extracomunitarias no cumplen con el reglamento de la UE sobre sustancias químicas peligrosas en productos importados, que establece límites de concentración estrictos.

Según el último informe de Greenpeace, la gigante china Shein tiene un modelo de negocio basado en químicos peligrosos y daños al medioambiente.

La organización ha analizado las sustancias químicas en 47 productos de esta marca, encontrando que 7 de ellos (el 15% del total) contenían sustancias químicas peligrosas que superan los límites reglamentarios de la UE.

Otros 5 productos de Shein superan los límites en un 100% o más, mientras que según las pruebas un total de 15 de los los productos contienen sustancias químicas peligrosas en niveles preocupantes por encima del certificado OEKO Tex (32 %).

Esto es relevante porque hasta un 60% de los productos vendidos en Black Friday pertenecen a la categoría de ropa, calzado o complementos.

Greenpeace, asegura que compró 42 artículos, incluidas prendas y calzado para hombres, mujeres, ropa infantil y de bebés, de las páginas web de Shein en Austria, Alemania, Italia, España y Suiza, y 5 artículos de una tienda ’pop-up’ en Múnich (Alemania).

(Créditos de autor: Kay Michalak / Greenpeace)

Los productos fueron enviados al laboratorio independiente BUI para su análisis químico. Los hallazgos, que incluyen niveles muy altos de ftalatos en los zapatos y formaldehído en el vestido infantil, demuestran la actitud negligente de esta marca respecto a los riesgos ambientales y la salud humana asociados con el uso de sustancias químicas peligrosas, cuando estos se entran en conflicto con su propio beneficio económico.

El informe destaca que Shein, con sede en Nanjing (China), está violando las normas ambientales de la UE sobre productos químicos y poniendo en peligro la salud de las personas que consumen sus productos y que trabajan para producirlos.

Análisis químico

La responsable de biodiversidad en Greenpeace, Celia Ojeda, ha explicado que "los resultados muestran que el uso de productos químicos peligrosos sustenta el modelo comercial de moda ultrarrápida de Shein, que es lo opuesto a estar preparado para el futuro".

En los últimos años, Shein ha crecido exponencialmente mediante la comercialización diaria de miles de diseños nuevos dirigidos a jóvenes e incluso a menores, a través de las redes sociales. Produce sus prendas en menos de una semana a través de una red de hasta miles de proveedores en China. Incluso socava a sus competidores con la velocidad de su producción y con sus precios ultra baratos, de baja calidad y rápidamente desechables. Es lo que se conoce como 'fast fashion', ropa no sostenible que apenas dura unos meses o pocos años y sus compradores se deshacen de ella pronto.

El modelo de negocio de la fast fashion es conocido por los enormes volúmenes de ropa a base de fibras sintéticas procedentes del petróleo (como el acrílico, nylon o el poliéster) que se producen, la velocidad con la que se comercializan y las historias de impactos ambientales y sociales "descomunales" que generan, explica Greenpeace.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios