www.diariocritico.com
El juez Castro sigue tirando de la manta: así intentaron que la infanta Cristina no fuera imputada
(Foto: Captura de La Sexta)

El juez Castro sigue tirando de la manta: así intentaron que la infanta Cristina no fuera imputada

> Considera que, claramente,"Urdangarin no decía la verdad"

lunes 18 de junio de 2018, 13:58h

El juez José Castro, que acudió como entrevistado al programa 'El Objetivo' de Ana Pastor este domingo, confesó las presiones que recibió cuando tenía intención de imputar a la infanta Cristina de Borbón, algo que finalmente hizo. "El abogado de la infanta Cristina me quiso citar en una finca. Le respondí que si nos reuníamos sería en el juzgado", desveló el juez ya jubilado, refiriéndose a Miquel Roca, letrado de la infanta y uno de los padres de la Constitución.

"El fiscal Horrach no se sorprendió de que el abogado de la infanta me citara en una finca", dijo sin embargo el instructor del polémico 'caso Nóos', que ha terminado con Iñaki Urdangarín y sus socios de fechorías en prisión. El letrado de la infanta Cristina le convocó a una reunión secreta a través de una tercera persona: "Le respondí que si nos reuníamos sería en el juzgado", quien se sintió molesto. "Era infravalorarme, tratarme de imbécil", confesó.

Castro explicó los motivos que le llevaron a llamar a declarar a la infanta: "Doña Cristina de Borbón salía en un folleto del Instituto Nóos, eso merecía una explicación". "Tenía dinero público en su bolso", valoró sobre su implicación en el caso.

En cuanto a Urdangarín, comentó que éste lo pasó muy mal al ser imputado y tener que declarar: "Fue un momento muy violento para todos, él lo estaba pasando muy mal". También desveló que "hubo un efecto lamentable que fue que la declaración duró un tiempo desorbitado por el sistema de documentación". Sobre su testimonio, consideró que "Urdangarin no decía la verdad", pero recordó que "tiene el derecho" a hacerlo, aunque al mismo tiempo, la obligación también de hacerlo. "Nosotros somos conscientes de que un investigado suele mentir, tiene el derecho", afirmó.

En todo caso, Castro considera que se siente satisfecho con la condena del Supremo. "Los jueces tenemos que hacer nuestro trabajo en conciencia, no para acallar el clamor popular", afirmó, añadiendo que la sentencia le pareció "exquisita" y "elegante". "Llegué al caso por el turno de reparto de asuntos complejos de corrupción", contó. Eso no quita para que denunciara algunos hechos, como la influencia de la defensa de la infanta en el fiscal Pedro Horrach: "Los letrados de la infanta Cristina no hacían nada sin consultarlo con el señor Horrach (...) eso no es habitual, pero no es un delito".

Sobre otras presiones externas, el juez Castro aseguró que no sintió "presionado en el caso Nóos porque Rajoy dijera su opinión" y que tampoco por el Fiscal General del Estado, que le llamó "lobo feroz", algo que simplemente calificó de "mala educación, no una presión". "No me he sentido perseguido", remachó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.