www.diariocritico.com

Caso Urdangarín

> Su ex socio Diego Torres es el más beneficiado al pasar de 8 años y medio a 5 años y 8 meses

Tras muchos retrasos y meses de deliberación, ha llegado por fin este martes la esperadísima sentencia del Tribunal Supremo al recurso a las condenas de la Audiencia Provincial de Mallorca. Y hay novedades: aunque el cuñado del Rey, Iñaki Urdangarin, tendrá que ingresar en prisión, su pena de 6 años y 3 meses se ha visto rebajada en 5 meses. En total, la condena se queda en 5 años y 10 meses por los delitos de malversación, prevaricación, fraude a la administración, tráfico de influencias y varios delitos fiscales.

> La Fiscalía pide, por su parte, una revisión de la sentencia al alza: 10 años de cárcel para él y 12 para Diego Torres

Mientras que los condenados por el llamado 'caso Nóos' piden a partir de hoy al Tribunal Supremo la rebaja de sus sentencias, la Fiscalía tiene claro que quiere justo lo contrario. De hecho, este miércoles ha hecho público que pide 10 años de prisión para Iñaki Urdangarin y 12 años para Diego Torres, a los que considera "instigadores" de la trama de corrupción.

> El cuñado del Rey y marido de la infanta Cristina fue recibido por decenas de personas al grito de "chorizo"

Los condenados ayer por el Tribunal Supremo, que atendió los recursos a las sentencias de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca, se han presentado este martes desde las 9:00 y hasta las 14:00 horas en dicha institución judicial balear para escuchar que serán enviados a prisión. Urdangarín aterrizó pasadas las 9:45 horas y llegó a la Audiencia pasado el mediodía, recibido por decenas de personas al grito de "chorizo". Ya ha recogido su orden de entrada en la cárcel y tendrá un plazo de 5 días para hacerlo. Él y su abogado están estudiando alterantivas para evitar ese ingreso en prisión.

El Tribunal Supremo ha emitido la sentencia firme del 'caso Nóos' en la que cuestiona la labor del pseudo sindicato Manos Limpias como acusación popular por solicitar para la hermana del rey, la infanta Cristina de Borbón, una pena desproporcionada para el delito imputado si no existen razones extrajudiciales detrás.