www.diariocritico.com
El Madrid intentará convencer a Modric por las buenas y un aumento, pero sigue en alerta

El Madrid intentará convencer a Modric por las buenas y un aumento, pero sigue en alerta

miércoles 08 de agosto de 2018, 14:18h

No era un simple bulo de verano para vender periódicos: hay caso 'Luka Modric' y su agente y varios intermediarios están intentando colocar al 10 de Croacia y del Real Madrid en el Inter de Milán, comisiones por la operación mediante. Consiguieron liar al croata con promesas de mejora salarial y haciéndole ver que ante sus inminentes 33 años que cumple en septiembre, debía pensar en sus mejores intereses, que no pasan por 2 años que le quedan de contrato en el club blanco, por sólo 8 millones de euros por año.

Así las cosas, el club blanco reacciona tras el enfado del primer momento y está dispuesto a negociar con Modric. Le ofrecerán, según varias fuentes, entre 10 y 13 millones por temporada, un sueldo nada disparatado: consideran que está mal pagado para el estatus actual y su gran momento futbolístic tras su exitoso Mundial de Rusia, donde Croacia fue finalista y el jugador obtuvo el balón de oro como mejor jugador del torneo.

Pero hasta ahí. El Madrid se negará a más cesiones y mucho menos, a venderlo a la baja al Inter. No porque preocupe el conjunto italiano como rival futuro, sino por una cuestón de orgullo tras dejar salir a Cristiano Ronaldo por 117 millones, como un gesto especial por los servicios prestados durante 9 temporadas. Con Modric no habrá tal amabilidad.

A Modric le dijeron que no está bien valorado en el Madrid y que debe ser la estrella. Es de los que menos ganan en la clase media de la plantilla, más allá de los Bale, Ramos... La salida de Ronaldo se vio como una oportunidad para pedir más dinero y protagonismo en un equipo herido tras la venta de su estrella y ese gesto no gustó nada en el club blanco. La negativa del Madrid a ceder a chantajes hizo que los agentes del 10 de Croacia se buscaran una novia y ahí es donde aparece el Inter, que se vio entusiasmado con la idea.

Al parecer, el Inter le ofrece 4 años de contrato a 10 millones netos por temporada, es decir, 40 millones, más 2 años como opción en la liga china, con el mismo sueldo, acabando su carrera a los 36 años en China. Y eso es así porque el Inter ahora está en manos de accionistas de ese país.

El Madrid no quiere otro caso Ronaldo y se remitió a la cláusula de 750 millones de euros, pero sabe que si el jugador se declara en rebeldía, tendrá que negociar, y no podrá pedir mucho más de 100 millones, cantidad que en todo caso sería satisfactoria, aunque asusta tener que buscar un sustituto para el centro del campo ya a mediados de agosto, con el mercado casi cerrado entre los grandes clube de Europa. De ahí que en las últimas horas comenzaran a circular nombres de posibles fichajes, curiosamente todos balcánicos: el serbio de la Lazio Milinkovic-Savic y el bosnio de la Juventus Pjanic.

La hemeroteca hace recordar que Modric, así como Bale, ya vinieron del Tottenham al Madrid declarándose antes en rebeldía, es decir, por las malas. Ahora el Madrid podría recibir el pago de su propia moneda, y en el club están asustados. Las cuentas salen, y no habrá lágrimas por un jugador de casi 33 años, pero sí por buscar alguien que asuma su rol. Sobre todo porque el jugador indicado era su compatriota Mateo Kovacic, llamado a ser su sustituto natural en 2 o 3 años, pero se va del Madrid. El croata quiere jugar más y ya no le vale la hipotética salida de Modric para reconciliarse con el club. Su destino es el Chelsea, cedido, como forma de convencer al club azul para que le traspasase a Courtois.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.