www.diariocritico.com

Una comisión judicial supervisará el traslado de los bienes del Pazo de Meirás propiedad de la familia Franco

Una comisión judicial supervisará el traslado de los bienes del Pazo de Meirás propiedad de la familia Franco
Ampliar
jueves 29 de septiembre de 2022, 10:23h

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña ha decretado que la entrega de los bienes del pazo de Meirás que pertenezcan a la familia Franco debe hacerse en presencia de una comisión judicial y de las partes personadas en el procedimiento, tomando como base el inventario elaborado en noviembre de 2020.

La familia Franco, tal y como estableció el juzgado en un auto del pasado mes de julio, no podrá retirar todos aquellos bienes que en ese momento reclamaron el Estado, la Xunta y los ayuntamientos de A Coruña y Sada -a excepción de las alfombras pasilleras- porque el magistrado entendió que son bienes inmuebles, es decir, inseparables del pazo.

Además, la letrada de la Administración de Justicia indica en el decreto, notificado ayer, que para el traslado de los bienes de interés cultural será necesario contar con la autorización de la Xunta.

Razón al Estado y demás demandantes

De esta forma, el Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña ha estimado en parte el recurso interpuesto por el Estado, la Xunta, el Ayuntamiento de Sada, el Ayuntamiento de A Coruña y la Diputación Provincial de A Coruña. Así, ha requerido a la familia Franco que permita a los profesionales designados el acceso al inmueble.

En la resolución, contra la que cabe interponer recurso, se requiere a las partes para que en el plazo de veinte días indiquen el tiempo que previsiblemente consideran necesario para la práctica de la diligencia, así como para que identifiquen a las personas que intervendrán y los medios que van a ser empleados para la realización de la entrega de los bienes con seguridad.

El Pazo de Meirás

El Pazo de Meirás es un palacio o casa señorial situada en el término municipal de Sada, en la provincia de La Coruña. Lo mandó construir la escritora Emilia Pardo Bazán, que residía allí varios meses al año. En 2008 fue declarado Bien de Interés Cultural. Al finalizar la Guerra Civil, fue detraído y utilizado como residencia estival por Francisco Franco​ hasta su muerte, y posteriormente y de manera irregular pasó a formar parte del patrimonio de sus herederos. La controversia sobre su posesión llevó a la familia Franco a ponerlo en venta en 2018, sin que llegara a comprarse.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios