www.diariocritico.com

familia Franco

El Tribunal Supremo ha acordado la suspensión cautelar de la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos, seis días antes de la fecha prevista por el Gobierno para trasladar sus restos al cementerio de El Pardo. Cuando el Consejo de Ministros aprobó la fecha de exhumación y el lugar de inhumación, la familia del dictador recurrió al Supremo solicitando la suspensión cautelar del procedimiento, una medida que ha sido aprobada por "unanimidad" por el tribunal.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha anunciado este viernes que se exhumarán los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos, para ser enterrados en el panteón de Mingorrubio en El Pardo el próximo 10 de junio. Aunque Moncloa asegura que la exhumación se llevará a cabo, el abogado de la familia Franco ha acusado a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo de mentir sobre la disposición de la familia a hacerse cargo de los restos del dictador, y ha asegurado que la decisión corresponde al Tribunal Supremo y no al Ejecutivo.

Este viernes ha comenzado el juicio contra la familia del dictador Francisco Franco por la demanda presentada por el Ayuntamiento de Santiago de Compostela para recuperar dos estatuas del Pórtico de la Gloria de la catedral compostelana. El consistorio defiende que adquirió en 1948 las estatuas, de las que el dictador se apropió hace más de sesenta años.

El Gobierno no se resigna a que los restos de Francisco Franco sean enterrados en la catedral de La Almudena, una vez sean exhumados del Valle de los Caídos. Aunque reconocen los "obstáculos" que la familia Franco está poniendo en el camino, insisten en que "no será enterrado en ningún sitio donde pueda ser enaltecido". Por ello, según ha avanzado la vicepresidenta, Carmen Calvo, se apuesta por modificar la Ley de Memoria Histórica, "que está en fase de enmiendas en su tramitación como proyecto de ley" para impedir que los restos del dictador "sean objeto de homenaje o enaltecimiento".

> Las cenizas de una hermana, los abuelos y una tía del dictador se encuentran allí

La familia Franco ha recibido una notificación del Ayuntamiento de Ferrol, gobernado por Ferrol en Común, en la que se informa de que se han iniciado los trámites para recuperar un panteón del cementerio municipal de Catabois en el que reposan los restos de una hermana, los abuelos paternos y una tía del dictador.


El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, ha precisado que la Iglesia no tiene "competencia" sobre el traslado de los restos mortales del dictador Francisco Franco a la cripta de la Catedral de la Almudena, por lo que "no puede oponerse" a acoger sus restos mortales si es la decisión de la familia. Gil Tamayo sostiene que "los muertos no tienen carnet político", por lo que aceptaría enterrar a Franco en la Almudena, una vez sea exhumado en el Valle de los Caídos.

La nieta de Franco, Carmen Martínez-Bordiú deberá pagar más de medio millón de euros a Hacienda por evasión de impuestos, según una información adelantada en exclusiva por el diario 'Infolibre'. La Audiencia Nacional ha respaldado la decisión de la Agencia Tributaria de Cantabria, que impuso una sanción de 525.063,96 euros, el equivalente a los impuestos que debía haber pagado en sus declaraciones del IRPF en los años 2007 y 2008.
  • 1

Fue su 'propuesta estrella' cuando llegó a La Moncloa y será su última batalla. El Gobierno de Pedro Sánchez ha puesto en marcha el contador que ofrece 15 días de plazo a la familia Franco para decidir el lugar de inhumación de sus restos, una vez salgan del Valle de los Caídos. Si la familia no propone un sitio alternativo a la catedral de La Almudena, será el Gobierno el que decida. El Ejecutivo cree que el Tribunal Supremo no se opondrá a la exhumación, aunque podría proceder antes de que se pronuncie.

La exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos fue una de sus primeras propuestas cuando llegó al Gobierno tras la moción de censura contra Mariano Rajoy. Sin embargo, Pedro Sánchez, que pretendía sacar los restos del dictador el pasado mes de julio, ha reconocido ahora que la exhumación no se producirá antes de 2019, posiblemente en el mes de enero.

La exhumación de los restos del dictador Francisco Franco en el Valle de los Caídos y su posterior inhumación están suponiendo un desafío para el Gobierno de Pedro Sánchez, que ha buscado la mediación del Vaticano. Sin embargo, la familia Franco insiste en que solo baraja dos opciones: mantener a Franco en el Valle de los Caídos o enterrarlo en la catedral de La Almudena, situada en pleno centro de Madrid. El Ejecutivo quiere impedir a toda costa, y en cumplimiento de la ley de Memoria Histórica, que Franco sea inhumado en La Almudena, y este jueves, el ministro de Fomento ha apelado directamente a la "humildad" de sus familiares "después de años de arrogancia, imposición y eliminación del discrepante".

La exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos sigue generando incertidumbre en el Gobierno de Pedro Sánchez, ante la petición de la familia del dictador de enterrar sus restos en la cripta de la catedral de La Almudena, en pleno centro de Madrid. Aunque el Ejecutivo insiste en que su "compromiso es con la exhumación y no con la inhumación", se suman a la "preocupación de 7 grupos parlamentarios europeos", que habrían trasladado su inquietud al Papa Francisco ante el posible nuevo destino de los restos del dictador.

La familia del dictador Francisco Franco ha propuesto que, en el caso de ser exhumado del Valle de los Caídos, sea enterrado de nuevo en la catedral de La Almudena, en pleno centro de Madrid. Los familiares de Franco ya han mostrado su rechazo a la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez, alegando que se "vulneran" sus derechos con un decreto "inconstitucional", al tiempo que sostienen el Ejecutivo no tiene competencias sobre la Basílica del Valle de los Caídos.


La familia del dictador Francisco Franco ha decidido poner a la venta el Pazo de Meirás por 8 millones de euros, según una información revelada por 'OkDiario'. Esta decisión se tomó tras la muerte de la hija del caudillo, Carmen Franco el pasado mes de diciembre, y tras la última polémica en torno al incumplimiento por parte de la Fundación Francisco Franco de la obligación de abrir ese recinto al público al menos 4 días al mes.