www.diariocritico.com
La Delegación del Gobierno en Madrid explica por qué no prohibió o disolvió la manifestación 'conspiranoide' y anuncia sanciones
Ampliar
(Foto: Chema Barroso / MDO)

La Delegación del Gobierno en Madrid explica por qué no prohibió o disolvió la manifestación 'conspiranoide' y anuncia sanciones

> José Manuel Franco: "Los que han actuado de esa forma tan incívica, tendrán su justo castigo"

lunes 17 de agosto de 2020, 09:11h

La Delegación del Gobierno en Madrid ha anunciado que solicitará a la Policía Nacional que investigue la manifestación 'conspiranoide' contra las medidas de prevención de la pandemia de coronavirus que se produjo el domingo en la plaza de Colón de Madrid.

"Los que han actuado de esa forma tan incívica, tendrán su justo castigo", asguró el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco. "No les va a salir gratis a los que han puesto en peligro no solo su salud sino la salud de todos los madrileños", añadió al ser entrevistado en 'Cadena Ser'.

Franco ha explicado por qué las autoridades no intervinieron de forma preventiva para evitar la concentración y por qué no se procedió a su disolución una vez que se advirtió del peligro para la salud pública que suponía la concentración de varios centenares de personas -2.000, según algunos medios- que se dieron cita sin mascarilla ni distancia de seguridad.

¿Por qué no se prohibió o se disolvió?

El delegado del Gobierno recordó que el de manifestación es un derecho fundamental que no requiere autorización previa sino una mera comunicación y que dicho trámite se produjo sin dar pie a que pudiera actuarse de forma previa.

Al parecer, los organizadores -personas desconocidas sin una organización aparente detrás- habrían eludido el motivo real de su convocatoria en su comunicación. "No se reivindica la oposición a la mascarilla en el escrito", asegura Franco quien explicó que sólo se aludía a la presunta instrumentalización de los servicios de seguridad o la censura de prensa. Es más, en su comunicación habrían asegurado que se garantizaría la distancia social y que habría personas recordándolo con carteles durante la celebración de la manifestación.

Asimismo, en la respuesta de la Delegación del Gobierno a la comunicación se habría insistido en recordar todas las medidas de seguridad obligatorias que debían cumplirse. Algo que no sucedió.

"En principio no había motivos para prohibir esa situación", explicó Franco quien se lamentó de que siempre haya "algún descerebrado, en este caso más de uno, que incumple las normas". Por lo que anunció que "se sancionará con las máxima dureza que permita la ley".

Franco explicó que durante la concentración se produjeron más de 30 denuncias con identificaciones de algunos de los asistentes, organizadores incluidos que son los que se responsabilizan del buen desarrollo de la manifestación, pero que la investigación proseguirá para aumentar su número.

Preguntado por qué no se disolvió una vez que quedó patente el incumplimiento de las medidas de seguridad, Franco consideró que "el remedio podía ser peor que la enfermedad" aunque admitió que "estas situaciones siempre son discutibles".

Franco defendió que la policía actuase "con proporcionalidad". "Si se produce una carga yo no quiero ni pensar [en las consecuencias de] la dispersión por las calles de Madrid", reflexionó. "Hubiera sido peor a mi juicio una carga o disolver esa manifestación", concluyó.

Por otro lado, la Abogacía del Estado estaría estudiando también emprender acciones legales ante la manifestación de los 'conspiranoides' que no respetaron las medidas de seguridad como son el uso de la mascarilla -obligatoria ya en todos los espacios públicos de todas las comunidades autónomas- y garantizar la distancia de seguridad de 1,5 metros, medida impuesta a nivel nacional en toda España.

- Miguel Bosé apoya la manifestación contra el uso obligatorio de mascarillas

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios