www.diariocritico.com
La ministra de Igualdad, Irene Montero
Ampliar
La ministra de Igualdad, Irene Montero (Foto: Congreso de los Diputados)

Grave trifulca en el Congreso tras acusar Irene Montero al PP de promover "la cultura de la violación"

miércoles 30 de noviembre de 2022, 10:44h

Como era de esperar, la sesión de control parlamentaria al Gobierno de este miércoles tenía 2 protagonistas claros: el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que después iba a rendir cuentas por la tragedia en la valla de Melilla el pasado verano, y la ministra de Igualdad, Irene Montero.

La ministra de Podemos fue increpada por los grupos de la derecha por las consecuencias que está teniendo la ley del 'sólo sí es sí', oficialmente Ley de Libertad sexual, y Montero estalló ante los reproches de la pregunta parlamentaria del PP, responsabilizándola de las rebajas de cárcel a delincuentes sexuales.

Montero, muy indignada por lo que acababa de escuchar, llegó a decir que el PP "promueve la cultura de la violación", en referencia a mensajes de alerta a las mujeres para evitar agresiones sexuales, como vigilar la copa cuando salen por las noches. Se refería así a la controvertida campaña de la Xunta de Galicia contra las agresiones a las mujeres.

El PP respondió con mayor indignación todavía, con graves reproches e interrumpiendo la sesión parlamentaria al no poder hablar la ministra.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, criticó a una y otros. Primero, insistió en guardar silencio y dejar de interrumpir la intervención de Montero, pero también reprochó a la ministra su actitud "inadecuada" y sus palabras contra el grupo parlamentario del PP. "Su intervención no es adecuada en términos parlamentarios dirigida a un grupo parlamentario", le avisó Batet a la titular de Igualdad.

Montero reaccionó con gestos de contrariedad pero guardó silencio, para después insistir en su razonamiento y explicando que el PP defendía que las mujeres tengan más cuidado para no sufrir acosos ni agresiones sexuales, pero no incidiendo en los responsables de esos delitos.

La portavoz del PP en la Cámara, Cuca Gamarra, pidió hablar fuera de turno para denunciar la "gravedad" de la intervención de Montero por "verter esas acusaciones", defendiendo que su partido luchó y segurá luchando para evitar agresiones sexuales.

Tras la tensa sesión parlamentaria, Montero siguió contestando al PP y argumentó sus palabras sobre la "cultura de la violación", recordando que la ONU explica que este concepto supone responsabilizar a la víctima de la agresión sexual, poniendo "el foco en las mujeres y no en los agresores". "No debería pasar tampoco en campañas institucionales", explicó Montero:

Turno de Vox

Después le tocó el turno a Vox, a través de la diputada Inés María Cañizares, evitando así este grupo volver a protagonizar un duelo con la diputada Carla Toscano, quien originó una dura polémica la pasada semana por atacar a Montero con argumentos machistas como que su gran mérito para llegar a ministra había sido ser pareja de Pablo Iglesias.

Cañizares fue dura en su tono, pero sin tener nada que ver con lo escuchado recientemente por su compañera de partido, e incluso con un tono menos agresivo que el empleado por el PP minutos antes.

La ministra Montero respondió a Vox acusándole de "violencia política", generando también abucheos y reproches de la bancada del partido ultraderechista.

Suscríbete al Boletín gratuito de noticias de Diariocritico y recibe en tu correo electrónico, de lunes a viernes, toda la información que marca la actualidad del día. También puedes suscribirte para recibir nuestras alertas gratuitas de noticias de Whatsapp o Telegram.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios