www.diariocritico.com
El 'mapa' de la OCDE sobre la Educación española: profesores 'saturados' y una brecha que pasa de padres a hijos
(Foto: EP)

El 'mapa' de la OCDE sobre la Educación española: profesores 'saturados' y una brecha que pasa de padres a hijos

martes 11 de septiembre de 2018, 17:35h
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha dado a conocer el informe 'Panorama de la Educación 2018', en el que se revela que la situación en España es cuanto menos crítica. A pesar de las buenas tasas de escolarización, nuestro país se encuentra en los últimos puestos en alumnos matriculados en ciclos de Formación Profesional de Grado Medio. Además, 2 de cada 10 jóvenes de entre 15 y 29 años 'ni estudia ni trabaja', y más de la mitad de los adultos en España (25-65 años) cuyos padres no alcanzaron la segunda etapa de Educación Secundaria (FP de Grado Medio y Bachillerato) tampoco han llegado a ese nivel de estudios.
El informe de la OCDE, de carácter anual, analiza la evolución de los diferentes sistemas educativos, su financiación y el impacto de la formación en el mercado de trabajo y en la economía de los 35 Estados miembros. Nuestro país se encuentra en los últimos puestos en alumnos matriculados en ciclos de Formación Profesional de Grado Medio. Un dato: Alemania lidera el ranking de la Formación Profesional Dual (modalidad que combina la formación teórica práctica recibida en un centro educativo con la actividad práctica en un centro de trabajo) con el 31% de alumnos matriculados en 2016, frente al 1% de España.

Entre los jóvenes españoles de 15 a 29 años, el 51,2% está estudiando, el 28,9% no estudia pero trabaja, y el 19,9% ni estudia ni trabaja, según datos de 2017. En comparación con el promedio de los países de la OCDE, el porcentaje en España es superior en el caso de los jóvenes que están estudiando (OCDE 47,4%), inferior en aquellos que no estudian y están ocupados (OCDE 39,1%) y mayor en el caso de los jóvenes que ni estudian ni trabajan (OCDE 13,4%). De 2007 a 2017, el número de españoles de entre 20 y 24 años que siguen estudiando aumentó 17 puntos porcentuales. Sin embargo, las tasas de empleo en España, para todos los niveles de formación, son más bajas que el promedio de los países de la OCDE y de la UE22.

Con las tasas de desempleo ocurre lo contrario, en todos los casos son más elevadas las españolas. Para los jóvenes que no han completado la segunda etapa de Educación Secundaria (FP de Grado Medio o Bachillerato) es de un 28%, frente al 18% de aquellos que sí lo han hecho y el 14% para los que tienen Educación Superior (FP de Grado Superior o Universidad), según datos de 2017. El promedio de países de la OCDE y de la UE22 sigue esta misma tendencia, con el 15% y 18% en el primer caso, el 8% y 9% en el segundo y el 6% en el tercero.

Durante el periodo 2007-2017, el porcentaje de población adulta española con estudios inferiores a la segunda etapa de Educación Secundaria se redujo casi 9 puntos porcentuales, del 49,4% al 40,9%. A pesar de la mejora, los valores siguen siendo altos respecto al promedio de los países de la OCDE (de 28% a 21,8%) y de la UE22 (de 26,8% a 19,8%).

Las diferencias más significativas se dan en los adultos con estudios en esta segunda etapa de Educación Secundaria. Mientras que en España, el 22,7% tienen una titulación de este nivel, esta población supera el 40% en el promedio de la OCDE y de la UE22. Por el contrario, se da un alto porcentaje de esta población con estudios superiores en nuestro país (36,4%), similar al de la OCDE (37,7%) y superior al de la UE22 (34,3%).

En cuanto a las diferencias por generaciones, más de la mitad de los adultos en España (25-65 años) cuyos padres no alcanzaron la segunda etapa de Educación Secundaria (FP de Grado Medio y Bachillerato) tampoco han llegado a ese nivel de estudios. Sin embargo, una cuarta parte de ellos (24,4%) han obtenido titulación en Educación Superior.

En 2015, el gasto total por alumno en instituciones educativas españolas fue de alrededor de 7.300 euros (8.432 dólares), una cuantía inferior al promedio de los países de la OCDE y al de la UE22, en un 14% y 12%, respectivamente.

Durante este periodo, la mayoría de los países dedicó un porcentaje significativo de su presupuesto público a la educación. En España, alcanzó el 8,4%, por debajo de la media de la OCDE (11,1%) y de la UE22 (9,5%).

Los profesores españoles de la escuela pública dedican más horas al año a impartir clase en todos los niveles educativos, con un 50% del horario laboral reglamentario, frente al 44% de media en los países de la OCDE. En cuanto a su salario, el informe concluye que en España, en todas las etapas educativas, es superior al de la media de la OCDE y de la UE22. Sin embargo, España es uno de los países en los que el profesorado necesita más años para alcanzar la retribución más alta en la escala. Además, el documento señala que la diferencia salarial entre directores y profesores es menor en España que en el promedio de los países OCDE y de la UE22.

En Educación Primaria, el número de alumnos por clase en las instituciones públicas españolas está en torno a los promedios de la OCDE. Sin embargo, en la ESO se incrementa hasta los 25 alumnos, frente a los 23 y 21 por clase en la OCDE y en la UE22, respectivamente.

En España, los centros educativos tienen menor autonomía en la toma de decisiones respecto al conjunto de los países de la OCDE. De esta forma, solo el 10% dependen exclusivamente del centro educativo, frente al 34% en la OCDE y al 38% en la UE22.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.