www.diariocritico.com
Felipe González, Pedro Sánchez y José Luis Rodríguez Zapatero
Ampliar
Felipe González, Pedro Sánchez y José Luis Rodríguez Zapatero (Foto: Flickr PSOE)

Sánchez promete derogar la reforma laboral y la 'ley mordaza' y reivindica el legado de González y Zapatero

> El líder socialista ha clausurado el 40º Congreso, en el que ha renovado a la dirección del partido

domingo 17 de octubre de 2021, 18:21h
.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha clausurado el 40º Congreso del PSOE, del que ha salido, con un respaldo mayoritario, la nueva ejecutiva del partido, en la que hay más mujeres que hombres y cuenta con 6 ministros del Ejecutivo. En su discurso, Sánchez ha prometido derogar la reforma laboral del PP, como exige Unidas Podemos, así como la 'ley mordaza', y ha asegurado que abolirá la prostitución. Socialdemocracia ha sido la palabra más repetida en su intervención, en la que ha reivindicado el legado de los ex presidentes del Gobierno, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

Sánchez ha presentado ante el Congreso del PSOE los "logros del Gobierno", como el Ingreso Mínimo Vital, los ERTE, la nueva ley de Educación (LOMLOE) o la ley de eutanasia, y ha prometido "seguir avanzando, poniendo punto y final a leyes como la 'ley mordaza' y la reforma laboral del PP, impuestas y sin acuerdos, que precarizaron los contratos y devaluaron los salarios".

"Y avanzaremos, aboliendo la prostitución que esclaviza a las mujeres. Ese es mi compromiso: avanzar hacia la España que nos merecemos. Hacia la España que queremos", ha proclamado el líder socialista.

El secretario general del PSOE ha escenificado la 'reconciliación' en el seno del partido, cerrando la herida abierta desde 2017, ya que el ex presidente del Gobierno, Felipe González ha regresado al Congreso, pese a haber sido uno de los más críticos con Sánchez.

"Aquí estamos varias generaciones de socialistas, que a lo largo de las últimas cinco décadas de la historia de España, hemos venido encarnando la continuidad y la renovación del proyecto que pusieron en marcha hace 142 años Pablo Iglesias y sus compañeros. En esta nueva etapa seguiremo preservando el papel de la socialdemocracia española. Un partido socialista fuerte es imprescindible para la prosperidad de España", ha manifestado.

Sánchez ha reivindicado el legado de González, así como del ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. "Debemos continuar el trabajo realizado y abrir nuevos caminos que avancen en la misma dirección de igualdad y justicia social; hemos estado en todos los acuerdos que han hecho posible el crecimiento de nuestro bienestar y de nuestra libertad. Hemos trabajado para la concordia y la convivencia, y esa sigue siendo nuestra principal tarea política", ha aseverado.

"Somos un partido unido y fuerte. Más fuerte porque está más unido. Un partido útil para la sociedad, un partido al servicio de España. Mantenemos la identidad, los valores y el nombre. Seguimos llamándonos igual que entonces: socialdemócratas. Seguimos defendiendo los mismos valores de igualdad y libertad que hace un siglo. Otros han cambiado de identidad, y presentan sus viejos proyectos con otro nombre, pero esos proyectos son los mismos que no funcionaron en el pasado y no funcionarán en el futuro", ha afirmado.

Sánchez ha insistido en que "la socialdemocracia está fuerte y reivindica su vigor y su vigencia; nuestros valores son los valores de la sociedad europea; pertenecemos a la mejor y más noble tradición política que existe en el mundo: la socialdemocracia; somos demócratas y reformistas".

En su discurso, también se ha referido al PP y a Vox. "No queremos, como hacen otros, que España se hunda para flotar nosotros porque trabajamos para que España avance. No vivimos de los problemas, sino para las soluciones".

"El objetivo de la ultraderecha y del trumpismo no es reformar para mejorar las instituciones democráticas sino quitarles el poder a las instituciones democráticas; desprecian la política y a los políticos, pero quieren el poder, un poder sin democracia. En España, la estrategia que impulsa la ultraderecha y a la que arrastra a menudo a la derecha responde a un cuestionamiento profundo del pacto democrático. Y, por supuesto, lo hacen en nombre de la democracia y de la Constitución", ha criticado.

Frente a ello, ha asegurado que "los socialistas respetamos las instituciones, cumplimos con la Constitución; es un deber, no un capricho, es la base de nuestra convivencia y no hace falta decir que consideramos a nuestros adversarios tan españoles como nosotros mismos y con los mismos derechos a gobernar que nosotros mismos".

"Frente al ideal socialdemócrata no hay ninguna idea fuerte, y cuando faltan ideas poderosas, se sustituyen por los insultos y descalificaciones, por la violencia verbal o de la otra. Cuando otros se hayan cansado, los socialistas seguiremos aquí, modernizando España; cuando otros se hayan cansado de odiar, seguiremos trabajando por la convivencia entre catalanes y entre Cataluña y España entera y recuperando el diálogo y la convivencia absurdamente rotos", ha zanjado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios