www.diariocritico.com

Los de Emery necesitaban ganar tras los triunfos de Atlético y Depor

Mestalla se viste de Champions y el Valencia se aferra a Europa ante el Sevilla (3-1)

Mestalla se viste de Champions y el Valencia se aferra a Europa ante el Sevilla (3-1)

El Valencia creyó más en sí mismo que el Sevilla y remontó un partido que se le complicó de inicio, pero en el que su confianza y la indecisión y el juego especulativo sevillista a la hora de buscar la victoria fueron la clave de que los tres puntos se quedaran en Mestalla. El Almería ganó a Osasuna (2-1), el Espanyol al Racing (1-0) y Valladolid y Villarreal se repartieron los puntos (0-0).
Es cierto que el Valencia dispuso de dos penaltis y jugó medio tiempo en superioridad numérica, pero demostró que se encuentra en una clara racha de recuperación deportiva, que le ha permitido ganar cuatro encuentro consecutivos.

Por contra, el Sevilla, cuando fue mejor que su rival, estuvo más pendiente de que no pasara nada que de apuntillarlo y, al final, lo pagó caro, ya que se vio desbordado por el Valencia en el tramo final del encuentro.

El Sevilla se enchufó al partido mucho antes que el Valencia y en el minuto 8, en el ya enésimo córner sacado por el equipo andaluz, un impecable cabezazo de Escudé se convirtió en el 0-1, que reflejaba la superioridad mostrada por el conjunto del Sánchez Pizjuán en los primeros compases del encuentro.

Se jugaba, en cualquiera caso, a lo que quería el Sevilla tanto porque desarrollaba su fútbol con más criterio que el Valencia como por la aplicación de sus jugadores en la tarea de matar el ritmo del equipo y tratar de que su rival perdiera la concentración.

En esta fase del juego, con un mayor equilibrio de fuerzas que al principio, el Sevilla dispuso de un par de ocasiones claras pero todo cambió poco antes del descanso, cuando el colegiado expulsó a Adriano, que ya tenía una amarilla, con roja directa por una entrada a Villa.

El partido dio un giro de 180 grados en un par de minutos. Una excepcional parada de Palop a un gran disparo de Baraja con la izquierda estuvo acompañada en la acción inmediata de un derribo de Escudé sobre Mata dentro del área con el tiempo prácticamente cumplido. Villa igualó de penalti y así se llegó al descanso.

Objetivos distintos

El partido se sosegó al principio del segundo tiempo, sobre todo porque el escenario había cambiado con la expulsión y el empate. El objetivo de uno y otro era distinto. El Valencia debía tomar la iniciativa que a duras penas había conseguido tener en la primera mitad.

Por su parte, el Sevilla trataba de ralentizar el juego, de que la pelota llegara a las botas de Kanouté y de tratar de sacar partido a las acciones a balón parado que incluso se prodigaron, ya que en algunas fases del juego el dominio territorial fue de los sevillistas.

Villa envió un balón al palo (m.63) y poco después Palop realizó una buena parada a tiro de Mata. El partido, pese a la superioridad numérica del Valencia, estaba abierto

Unas manos de Fernando Navarro en el área sevillista propiciaron el segundo penalti del partido siete minutos de su conclusión. Villa había sido sustituido y lanzó Mata, que no dio opción a Palop y puso el 2-1 en el marcador.

Al final, el Valencia devolvió al Sevilla la medicina que el conjunto andaluz le había aplicado cuando iba por delante en el marcador, ralentizó el partido y, en tiempo de prolongación, en un contragolpe, estableció por medio de Pablo Hernández el 3-1 que dejaba los puntos y la diferencia particular de goles en Mestalla.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios