www.diariocritico.com

Gracias al tiempo

Los ocho años pasados le libran de la cárcel

A. S. M., un soldador acusado de provocar el incendio en un edificio de Sevilla hace ocho años y a consecuencia del cual murió José Luis Pascual, ha terminado por aceptar la condena de dos años que ha solicitado para él el representante del Ministerio Fiscal, que le acusaba de dos delitos, uno de homicidio por imprudencia y otro de lesiones por imprudencia.

Como quiera que el trabajador no tiene antecedentes penales esa condena, sensiblemente inferior a la de cuatro años y seis meses que solicitaba para él el mismo representante Fiscal (reducida a menos de la mitad aceptando lo excesivo del tiempo transcurrido en espera del juicio), la pena final hará que el acusado no tenga que ingresar en prisión para su cumplimiento.

Tampoco parece que vayan a tener un mayor cumplimiento las penas de indemnización impuestas, que ascienden a más de 750,000 euros y a las que deberían hacer frente el trabajador o la empresa para la que trabajaba en aquellos momentos, aunque tanto el uno como la otra fueron ya declaradas insolventes durante la instrucción de la causa.

Los hechos fallados ahora (aunque el juicio no llegó a celebrarse al aceptar el acusado la oferta del Fiscal) ocurrieron a finales de noviembre de 1998, cuando A. S. M. intentaba realizar una soldadura en la estructura del edificio desde una de sus terrazas en las que había abundante material combustible, en el que debió prender alguna de las chispas, originándose rápidamente un incendio de grandes proporciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios