www.diariocritico.com

Los asambleístas no se rinden

Nueva marcha en rechazo a la papelera Botnia

Nueva marcha en rechazo a la papelera Botnia

Unas tres mil personas marcharon hacia el puente que une a la ciudad de Gualeguaychú con la uruguaya de Fray Bentos, bloqueado desde 2006 en rechazo a la papelera instalada por la finlandesa Botnia en esta última localidad.

La protesta, a la que se adhirieron autoridades locales y ecologistas uruguayos, llevó el lema "que haya justicia" en la Corte Internacional de La Haya, que dentro de una semana empezará la última etapa de audiencias en el litigio que mantienen Argentina y Uruguay por este asunto.

Miembros de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú reiteraron la proclama "fuera Botnia" y exigieron que el tribunal emita un fallo "por justicia, por el agua y la vida" en ambas riberas del río Uruguay, frontera natural entre ambos países.

También repudiaron al presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, y al candidato oficialista a la presidencia de ese país, José Mujica, quien ha propuesto que Botnia haga inversiones en Gualeguaychú como forma de contribuir a la solución del conflicto.

La quinta manifestación ecologista al puente internacional San Martín fue acompañada por el alcalde de Gualeguaychú, Juan José Bahillo, quien dijo que los dirigentes uruguayos "tienen una visión distorsionada" de los motivos del conflicto e insistió en que "se vaya Botnia".

"Luego de casi cinco años de desazón, las autoridades uruguayas no entienden nada si creen que pedimos una indemnización en los términos que propuso Mujica", dijo el alcalde a la radio Máxima de esta localidad argentina.

Un centenar de miembros de grupos ecologistas uruguayos, encabezados por Víctor Cardona, participaron en la marcha en adhesión a las protestas de sus colegas argentinos y en busca de apoyo para erradicar "el basurero industrial" de las localidades de Canelones y del balneario de Atlántida, en las cercanías de Montevideo.

"Esta lucha también es nuestra, será prolongada y seguirá con otras cosas", apuntó Cardona en referencia a que "hay proyectos de otras papeleras" y de empresas forestales para instalarse en la zona "sin importarles" el impacto sobre el medio ambiente.

Los ecologistas sostienen que tanto en Argentina como en Uruguay hay estudios que demuestran la contaminación que acarrea la planta de Botnia en Fray Bentos, capaz de fabricar un millón de toneladas anuales de pasta de celulosa.

Durante la marcha, religiosos católicos y de otros credos leyeron oraciones a favor de preservar el medio ambiente y para reclamar justicia para proteger la naturaleza y el futuro de la región.
También hubo una marcha de ciclistas a lo largo de los 35 kilómetros de carretera que separan a Gualeguaychú del puente a Fray Bentos.

"A la Corte de La Haya les decimos vean y escuchen a los pueblos: somos víctimas de negociados del Banco Mundial con los que las empresas vienen a traernos su basura", exclamó en medio de vítores una locutora de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú.

"No vamos a detenernos, no vamos a ser derrotados", insistió luego de repudiar que "se haya alterado la paz social" en las dos márgenes del río Uruguay "con informaciones falsas" y "una política de hechos consumados".

Entre el 14 de septiembre y el 2 de octubre, el tribunal de La Haya llevará a cabo audiencias orales en las que cada parte expondrá su posición sin que rija el secreto de las actuaciones que comenzaron en mayo de 2006, cuando Argentina demandó a Uruguay.

Argentina aduce que, cuando su vecino autorizó unilateralmente la instalación de la planta de Botnia, incumplió términos del Tratado Río Uruguay que estipulan obligaciones mutuas en referencia a toda acción que pueda influir sobre agua, aire o tierra en la zona de la frontera común.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios