www.diariocritico.com

Condujo una caravana de la muerte

Interior acerca a una cárcel aragonesa al etarra Igor Martínez

Interior acerca a una cárcel aragonesa al etarra Igor Martínez

El etarra Igor Martínez de Osaba Aguirre, conductor de una de las dos furgonetas bomba cargadas con 1.700 kilos de explosivos, localizadas en la provincia de Zaragoza en diciembre de 1999 y con las que ETA pretendía atentar en Madrid en la conocida como la 'caravana de la muerte', fue 'acercado' el pasado 29 de julio desde la cárcel pontevedresa de A Lama hasta la prisión de Zuera (Zaragoza), confirmaron a Europa Press fuentes penitenciarias.
   La prisión aragonesa, junto a Villabona, en Asturias, son los dos centros principales donde se mezclan presos contrarios a la "lucha armada" o críticos con la actual dirección de la banda con otros reclusos de los denominados 'duros'.

   En los últimos meses, la cárcel de Zuera ha recibido a abanderados del fin de la violencia, caso de José Luis Urrusolo Sistiaga o Carmen Guisasola, ambos expulsados de ETA. La intención de Interior es que las posiciones favorables a acabar con el terrorismo se extiendan entre el colectivo de más de 600 presos de la banda encarcelados en España. Ahí se enmarca la política de acercamientos y alejamientos a cárceles del País Vasco que el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba reconoció el 10 de diciembre de 2008.

   Igor Martínez, de 36 años, fue detenido el 9 de noviembre de 2000. La Audiencia Nacional le condenó a 22 años de prisión el 5 de marzo de 2003 tras aceptar un acuerdo de conformidad entre su defensa y la Fiscalía por medio del cual el etarra admitía ser integrante del 'comando Basurde' y que el 19 de diciembre se trasladó a Francia junto a los también etarras José María Novoa y Alicia Sáez de la Cuesta.

   En el país galo se les entregó una furgoneta Citroën Jumper con 1.300 kilos de explosivos como cloratita, dinamita y amonita, con el sistema eléctrico de ignición. Asimismo, les entregaron una furgoneta Peugeot Boxer con algo más de 1.000 kilos del mismo material explosivo. Ambos vehículos debían estacionarlos al día siguiente en Madrid.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios