www.diariocritico.com
Los miedos de la Asamblea Plurinacional

Los miedos de la Asamblea Plurinacional

Se llamaba Eustaquio Picachuri, obrero de socavón, quien exigió durante mucho tiempo la devolución del monto de sus aportes para la jubilación, cansado del eterno “vuélvase mañana” de la burocracia del  Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR), una tarde ingreso a las oficinas del Parlamento boliviano con cartuchos de dinamita pegados a su cuerpo y en las manos un detonador eléctrico, repitió ante los asustados policías y a quien lo quisiera oír , que lo único que quería era el dinero de los aportes que había hecho. La policía desalojo las oficinas y se puso a negociar con el minero. Horas después se escucho un “ay, carajo” y el hall del parlamento exploto, los vidrios rayban se hicieron trizas, los policías sufrieron quemaduras y los restos sanguinolentos del minero fueron esparcidos por todo el edificio (1).

Días después, esto ocurría en el 2004, se hablo mucho de la seguridad del Parlamento, de los dichos se paso a los hechos… se instalo un detector de metales, se reforzó la presencia policial y se prohibió el ingreso de las personas a las oficinas del parlamento, salvo invitación expresa de un diputado y/o senador escrita en unos salvoconductos que mostraban el nombre de la persona, la hora y el día de la visita, sin dicho salvoconducto solo era posible la comunicación telefónica con el Parlamento, con estas medidas se pretendía evitar otro lamentable suceso como el que fue protagonizado por Picachuri y también permitió a los parlamentarios del neoliberalismo en el poder alejarse del pueblo (2).

Tiempos de cambio, hoy la composición de la Asamblea Plurinacional ha cambiado, el Movimiento Al Socialismo (MAS) tiene una mayoría de dos tercios, que le ha permitido al vicepresidente Garcia Linera construir el concepto de mayoría universal, en la Asamblea se nota la presencia mayoritaria de rostros morenos, de pueblo indígena, obreros y cooperativistas, junto al castellano se escucha algo de quechua y aimara, sin embargo, todavía quedan la herencia de los parlamentarios neoliberales (3) sigue vigente la prohibición del acceso irrestricto de la población a las oficinas de la Asamblea Plurinacional. Si se presume de la legitimidad de los asambleístas y por lo tanto, su apoyo por parte de importantes estratos poblacionales, se debería eliminar las restricciones de acceso a las oficinas de la Asamblea Plurinacional, caso contrario, se podría pensar que la Asamblea Plurinacional comparte los antiguos miedos del Parlamento, cuyos miembros temían el contacto con la población.

Notas:

(1)   La crónica de la inmolación de Picachuri se encuentra en  http://www.latinamericanstudies.org/bolivia/inmolo.htm

(2)   La composición del parlamento del periodo 2002-2005 mostraba que la mayoría de parlamentarios pertenecía a partidos de tendencia neoliberal http://es.wikipedia.org/wiki/Asamblea_Legislativa_Plurinacional_de_Bolivia#Elecciones_de_2002

(3)   Hormando Vaca Diez (MIR), presidente de la Cámara Alta ordeno las nuevas medidas de seguridad mencionadas. Ver http://www.rebelion.org/noticia.php?id=10866


Mario R. Duran Chuquimia
[email protected]
http://bolivianueva.blogspot.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios