www.diariocritico.com

20 personas han resultado heridas, la mitad agentes de seguridad

Una decena de detenidos por los enfrentamientos de jóvenes contra la Policía en Malasaña

Una decena de jóvenes, uno de ellos menor de edad, fueron detenidos en la madrugada del martes por participar en los incidentes callejeros producidos en el barrio de Malasaña de Madrid. En ellos participaron más de 500 personas que arrojaron piedras y botellas a agentes del Cuerpo Nacional de Policía y la Policía Municipal, según fuentes policiales. Como resultado de los enfrentamientos 22 personas resultaron heridas leves, la mitad de ellas, agentes.
Los enfrentamientos, según fuentes policiales, comenzaron cuando miembros del Samur-Protección Civil acudieron a la plaza del 2 de Mayo, en el distrito de Chamberí, para atender a una persona que resultó herida tras participar en una reyerta y un amplio grupo de jóvenes les impidió la entrada con actitudes amenazantes.

Hasta el lugar se desplazaron varias dotaciones de la Policía Nacional y de la Policía Municipal, que trataron de escoltar a los miembros del Samur y se enfrentaron con los jóvenes, que les hicieron frente arrojando botellas, piedras y cascotes.

En ese momento, se generalizó una batalla campal que se trasladó a las calles de la Palma, Hortaleza y Barceló y las inmediaciones de la plaza del 2 de Mayo, que quedaron cortadas al paso de los viandantes. A las once de la mañana, el Cuerpo Nacional de Policía continuaba tomando declaración a los diez detenidos y a los testigos presenciales para esclarecer el origen de los incidentes.

Fuentes del SAMUR precisaron que ninguno de los 22 heridos reviste gravedad y que la mitad son jóvenes y la otra mitad agentes de las policías Nacional y Local, y señalaron que presentaban contusiones por golpes y heridas por caídas o cortes ocasionados por cristales.

Los incidentes fueron atribuidos en un principio a "una reyerta entre un grupo de indigentes", según declaró un portavoz policial. Sin embargo, testigos y vecinos de la zona aseguraron que los choques se produjeron cuando las fuerzas de seguridad trataban de impedir un "botellón" con el que un grupo de jóvenes conmemoraba en la Plaza del Dos de Mayo -en el centro de Malasaña-, fecha en la que se recuerda la expulsión de las tropas francesas por parte del pueblo de Madrid.

Más de un centenar de policías y bomberos
Más de medio centenar de coches policiales y un dispositivo de más de cien agentes, según fuentes de la Policía hicieron acto de presencia desde las tres de la madrugada en las calles de San Bernardo, Fuencarral, Barceló e impidieron el acceso tanto a vehículos como a peatones a todo el área de calles y plazoletas que conforman Malasaña. Ademas  los Bomberos del Ayuntamiento también se vieron obligados a actuar en cinco calles distintas del barrio para sofocar barricadas y fuegos provocados en contenedores a raíz de los enfrentamientos.

Según el parte de incidencias redactado por el servicio municipal de extinción de incendios, el incidente más grave se produjo a la altura del número 3 de la Corredera Alta de San Pablo, donde se organizó una barricada en plena vía pública y se quemaron vallas y tablones.    Los bomberos municipales también tuvieron que apagar el fuego que destruyó cuatro contenderos de basura situados en la plaza del 2 de Mayo y las calles Velarde, San Vicente Ferrer y de la Palma.

Además y como consecuencia de los incidentes, el servicio municipal de emergencias instaló un hospital de campaña en la glorieta de Bilbao y trasladó hasta el lugar a cinco unidades básicas y avanzadas que fueron instaladas en la glorieta de Ruiz Jiménez, la comisaría de Leganitos y la plaza de Barceló.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios