www.diariocritico.com
Correa inauguró emblemático campo pertrolero

Correa inauguró emblemático campo pertrolero

El presidente, Rafael Correa, inauguró este jueves, la producción del campo petrolero Pañacocha, ubicado en la Amazonia, que supone uno de los proyectos emblemáticos de su Administración.

Pañacocha, con 42 millones de barriles de crudo de reserva, es un campo de desarrollo que está en manos de la empresa pública Petroamazonas, encargada del "Bloque 15", zona que hasta 2006 era operada por la estadounidense Occidental (Oxy).

El Estado ecuatoriano retiró ese yacimiento de la Oxy, tras anular su contrato por haber ejecutado de forma irregular, según las leyes ecuatorianas, la venta de parte de su paquete accionarial a la canadiense Encana.

Correa, que en 2006 era ministro de Economía, apoyó el proceso de anulación del contrato con la Oxy, pues aducía que la estadounidense había violado la seguridad jurídica, que tanto reclamaban las petroleras trasnacionales.

Al asumir la Presidencia, en enero de 2007, Correa se empeñó en desarrollar el campo Pañacocha, con el ejemplo del buen desempeño que había tenido el manejo estatal del "Bloque 15", sobre todo por los estándares de calidad, cuidado ambiental y tecnología.

Pañacocha también rompió un paradigma sobre la intervención estatal, ya que fue el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) el que lo financió, con un crédito de 165 millones de dólares, a 7 años de plazo más uno de gracia y a un interés del 5 por ciento.

Con ello, Correa logró romper décadas de falta de inversión estatal en el sector petrolero, que hasta entonces sólo estaba influido por capitales extranjeros.

La operación ha sido criticada por la oposición a Correa, que teme los efectos negativos en el fondo del seguro social, aunque el Gobierno asegura que es uno de los mejores negocios para los ecuatorianos, porque el Estado invierte en una operación segura y rentable.

Pañacocha en idioma nativo significa "laguna de pirañas" y se encuentra localizado en la provincia amazónica de Sucumbíos, en una zona a la que sólo se puede llegar por vía fluvial o helicóptero, ya que no existe acceso terrestre.

La tubería de transporte de crudo ha sido enterrada por completo y pasa bajo el río Napo antes de conectarse con el oleoducto que lleva el crudo de la Amazonía hasta los puertos de embarque en el océano Pacífico.

Además, el proyecto tiene como base crear el menor impacto ambiental posible, con el apoyo de tecnología empleada para cumplir ese precepto, pero también ser una fuente generadora de beneficios sociales en la región.

Correa se propone también que los habitantes de la Amazonía, con una fuerte presencia de nacionalidades indígenas, disfruten ahora de los beneficios de la riqueza petrolera, que en el pasado sólo la veían pasar por los oleoductos.

La firma internacional Ryder Scott certificó las reservas de Pañacocha en 42 millones de barriles de crudo semi-pesado, con una densidad de 23 grados en la escala del American Petroleum Institute (API).

Pese a que se inauguró este 20 de octubre, Pañacocha ya empezó a extraer, desde agosto pasado, unos 13.000 barriles diarios, aunque se espera que el próximo año alcance una producción sostenida de 25.000.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios