www.diariocritico.com

Es de hecho una nueva reforma fiscal para cuadrar el déficit

Qué pide ahora la OCDE: más impuestos al ciudadano y menos a los empresarios

Qué pide ahora la OCDE: más impuestos al ciudadano y menos a los empresarios

>>Mantiene las previsiones de crecimiento, empeora las del paro y mejora las de déficit

lunes 20 de diciembre de 2010, 18:10h
Dentro de las medidas de reducción del déficit incluidas en su informe anual sobre España, la OCDE propone una reforma fiscal de facto. En ella, pide una subida del Impuesto sobre el Valor Añadido, por la vía de excluir a más productos de los tipos reducidos o superreducidos (del 8% y del 4%, respectivamente). En la práctica, eso supondría subidas de cuatro puntos para los productos que pasasen del tipo superreducido al reducido o de 10 puntos para los que pasasen del tipo reducido al general del 18%.
Junto a ello, el organismo también propone estudiar fórmulas de fiscalidad medioambiental como subir los impuestos especiales e introducir peajes. Es decir, toda una nueva batería de subidas impositivasque afectan al ciudadano.

En paralelo, y con el fin de que el sistema fiscal sea más favorable al crecimiento, la OCDE propone que se rebajen los impuestos al trabajo, como las cotizaciones sociales que pagan los empresarios. Otra propuesta para tratar de favorecer el crecimiento es rebajar el Impuesto sobre Sociedades, aunque eliminando los tipos reducidos de que ahora gozan las pequeñas y medianas empresas.

En cuanto a la fiscalidad inmobiliaria, el organismo pide que se reduzca la que grava las transacciones y se aumente la que se impone sobre la propiedad.

Lenta salida de la crisis


Según el informe, "España está saliendo lentamente de una profunda recesión que sigue teniendo efectos perjudiciales para su economía". "Aunque en términos de PIB, la caída ha sido similar a la de otros países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo, la crisis ha provocado un mayor incremento del paro y un mayor deterioro en las finanzas públicas, lo que afecta al conjunto de su economía", añade. Por este motivo, mantiene sus previsiones de PIB para este y el siguiente año y empeora las de desempleo. Por el lado contrario, mejora las de déficit.

Sobre el mercado laboral, la OCDE cree que la tasa de paro empezará a bajar significativamente en 2011, en línea con la opinión del Ejecutivo español, que confía en que se empiece a crear empleo a finales del próximo ejercicio. Pese a ello, ha aumentado sus previsiones para 2010 y 2011 pues el mercado laboral ha evolucionado peor que lo previsto durante este ejercicio. Por este motivo, las tasas de desempleo esperadas para estos dos años suben siete y ocho décimas frente a sus anteriores proyecciones, con lo que ahora se quedan en el 19,8% y el 19,1%.

En cuanto al crecimiento, el Producto Interior Bruto caerá un 0,2% al cierre de este año, un dato ligeramente mejor que lo que espera el Gobierno, y volverá a crecer el próximo con un 0,9%. En este caso, el Ministerio de Economía confía en llegar al 1,3%. Así, mientras la OCDE coincide con el Ejecutivo en que las exportaciones acelerarán gracias a la recuperación de la economía mundial, discrepa en lo que se refiere al consumo familiar. Ya que mientras para el Gobierno se recuperará de forma destacable, para el organismo internacional los hogares seguirán apostando por el ahorro y reducir la deuda.

El llamado Club de los países desarrollados completa sus proyecciones sobre España con una mejora de los datos de déficit esperados para 2010 y 2011. Según las cifras publicadas este lunes, el conjunto de las administraciones cerrarán este año con un déficit del 9,2%, dos décimas menos, y el siguiente con un 6,3%, seis décimas menos pero todavía ligeramente por encima del 6% que espera el Gobierno.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios