www.diariocritico.com
RPN, un juez del Siglo XXI

RPN, un juez del Siglo XXI

Ha trabajado en el Tribunal Constitucional durante años, mis fuentes me cuentan que ha perdido amistades por no permitir ni tan siquiera conversaciones privadas acerca de su labor como servidor público.

Es un hombre muy trabajador, comprometido con la justicia, entregado al servicio judicial y con un amor por la Ley, con mayúscula, que no deja indiferente a nadie de los que a él se acercan. Rafael Pérez Nieto es su nombre. ¿Su adscripción política? No se le conoce.

La semana que viene la Comisión de Calificación del CGPJ deberá decidir, entre otras cosas, a quién nombra como Presidente de la sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ de la CV.

Los currículos profesionales de los tres candidatos en liza son excelentes, pero a diferencia de Luis Manglano Sada y Edilberto Narbón Laínez, Rafael Pérez-Nieto no está marcado políticamente y, con los tiempos de renovación institucional que corren y con el deseo más que profundamente arraigado en la ciudadanía de mejorar nuestro sistema judicial, un Presidente del TSJCV, joven, independiente, discreto y no marcado políticamente será una decisión con un mensaje muy claro por parte del CGPJ: la separación de poderes es ahora más necesaria que nunca.

No se me malinterprete, sin embargo: no digo que los jueces no tengan derecho a creencias políticas, faltaría más, pero defiendo que mientras más ignotas, recónditas y desapercibidas mejor para la justicia, para los ciudadanos y para el propio juez y, en este sentido, Don Rafel Pérez Nieto muestra una clara ventaja spobre sus rivales.

No sé qué decidirá la Comisión de Calificación antes de Navidad, pero sé que su decisión marcará la dirección de la judicatura en la Comunidad Valenciana para los próximos cinco años. Tengo fe en su decisión a pesar de los pesares. No en vano el pasado 1º de diciembre, por primera vez en nuestra historia y en aras de los nuevos criterios de transparencia institucional del CGPJ en el proceso de nombramientos de cargos, se retransmitieron por circuito cerrado de TV las sesiones abiertas al público en que los candidatos presentaron sus proyectos de presidencia. Es un paso adelante.

Vivimos momentos de crisis (?????? en griego significa elección) y de renovación. Los criterios de los últimos 30 años ya no van a valer más en el Nuevo Ciclo porque si seguimos haciendo lo mismo que hemos hecho hasta ahora solo conseguiremos resultados iguales a los que hemos conseguido. Hay que avanzar, hay que renovar, hay que elegir -crisis- el mejor camino a partir de ahora. Los tiempos son de cambio y el mensaje ha de ser de esperanza: hay mucho que corregir y hay que hacerlo desde la legalidad, con la legalidad y desde el arbitrio nuevo de jueces capaces de mover las cosas, de modernizar el sistema, de abrir puertas y ventanas que permitan, junto con la labor del legislador, hacer de la Ley una ventaja y una aliada de los ciudadanos.

La justicia pasa por momentos bajos. El segundo Barómetro de la Justicia de septiembre mostraba que el 48% de los españoles no confían en la justicia y que solo el 10% considera que funciona bien.

Seis de cada diez ciudadanos consideran que la Justica está anticuada.

Siete de cada diez consideran que las sentencias no se ejecutan con eficacia.

Lo peor, sin embargo, es que el 49% de la ciudadanía no cree que los Tribunales sean imparciales en su actuación.

Son cifras para llorar, reflexionar y tomar decisiones: hay que cambiar los criterios y recuperar la confianza ciudadana, hay que conseguir que la justicia se agilice, los tribunales se aceleren y las sentencias lleguen pronto y se ejecuten con rapidez y eficacia porque sin una justicia adecuada no puede haber democracia.

No sé, lector, si lo que hoy he escrito te interesará, pero es de vital importancia para nuestro sistema que los árbitros que aplican las reglas del juego sean libres, estén dotados de medios técnicos y noten que los tribunales superiores son presididos por jueces capaces de independencia, de decisión y de firmeza para promover y guiar el cambio. Hoy por hoy, de la terna que se presenta, Don Rafael Pérez Nieto es, a mi juicio, la mejor opción. Ojalá también lo sea la del CGPJ. La solución en unos días.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios