www.diariocritico.com

El presidente del PNV cree que estamos "en vísperas de una escalada de locura"

Máximo pesimismo de Imaz ante posibles atentados de ETA

Máximo pesimismo de Imaz ante posibles atentados de ETA

 · Arnaldo Otegi pasa su primera noche aislado en la prisión de Martutene

El presidente del EBB del PNV, Josu Jon Imaz, consideró este sábado que "estamos en las vísperas del comienzo de una escalada de locura" y de "una espiral loca" de ETA, pero advirtió de que pueden ser "los últimos zarpazos de un tigre herido". Mientras, Otegi pasó su primera noche en la cárcel.

Además, apostó por la acción policial y del Estado de Derecho contra el terrorismo, pero no "contra la parte política de ese mundo", que tiene que ser "deslegitimada socialmente" e identificada con "el carácter fascista que existe detrás de este movimiento totalitario".

En una entrevista concedida a la Cadena SER, recogida por Europa Press, Imaz señaló que le "fastidia" que termine la semana como si fuera la "de Otegi y De Juana Chaos, cuando lo más relevante es que desde el martes, decenas de miles de personas viven prácticamente en su vida diaria en un estado en el que, no sólo su libertad está privada, sino que, además, tiene la percepción de que, en cualquier momento, alguien sin juicio y sin defensa y sin una culpabilidad también, les puede meter un tiro o poner una bomba". "Estas personas también están en una cárcel", señaló.

   Preguntado hacia dónde cree que se camina, dijo que le gustaría que ahora se trabajara con "firmeza, pero con mesura". "Que trabajásemos todos para que pueda ser posible un escenario de hacer frente a la amenaza terrorista en el que mantuviésemos, por un lado, una línea de trabajo en la cual al que actúa desde la amenaza terrorista tiene que ser contrarrestado con métodos policiales y con los mecanismos del Estado de Derecho, sin ningún tipo de legislación de excepción y con respeto escrupuloso a los derechos humanos", añadió.

   No obstante, precisó que se debería tener "muy claro que, contra la parte política de ese mundo, la actuación no tiene que ser policial o judicial, sino fundamentalmente de deslegitimación social y política, desde el punto de vista del discurso, del día a día, subrayando que la existencia de ETA y el terrorismo no es consecuencia natural de ningún conflicto político, sino de querer imponer un proyecto político al conjunto de la sociedad desde una minoría".

   Asimismo, apostó por "identificar lo que es el carácter fascista que existe detrás de este movimiento totalitario en el que, si una de las cosas ha sido más relevantes en este proceso, ha sido el ver que, en determinados momentos, cuando han sentido la debilidad social y política y no eran capaces de llevar adelante su proyecto político a través de los votos, de la fuerza social, ha recurrido nuevamente al uso de la violencia".

   ANV

   Sobre la posibilidad de que se pueda llegar a ilegalizar a ANV, dijo que éste es un partido legal y si hace 15 días estaba dentro de la legalidad, "hay que mantener un criterio y una mesura". "No podemos andar dando bandazos. Yo creo que una de las cosas que la sociedad tiene que percibir es claridad, es firmeza, pero también líneas rectas y no sinuosas en las que vamos cambiando todos los criterios jurídicos y políticos en función de las circunstancias puntuales que se van produciendo", añadió.

   A su juicio, "el Estado de Derecho engrandece una democracia cuando el Estado de Derecho se aplica con rigor y con escrupulosas garantías para todas las personas y todas las organizaciones". "Yo sí pediría un poco de rigor porque los movimientos excesivamente pendulares y no justificados de rigor político y jurídico, pueden servir para que ese discurso de deslegitimación social y política de ese mundo en el que muchos nos estamos empeñando mucho pueda verse debilitado", dijo.

   Se mostró "hastiado" de que "nuevamente la sociedad vasca tenga que seguir viviendo con esta lacra, que, al final, una sociedad que quiere construir su futuro en paz, en libertad, que quiere que los diferentes seamos capaces de buscar acuerdos integradores para que los vascos puedan articular esa convivencia y ese futuro, que vea que esa voluntad y esa libertad es forzada por la violencia, después de 30 años sufriéndola". "La verdad es motivo para tener un cierto hastío de esa situación", agregó.

   "Pero hay que hacerle frente y pensar que puede esperarnos un tiempo complicado, pero que, realmente, esa voluntad y garantía democrática de la sociedad vasca va a ser capaz de hacer frente y ganar la batalla a la violencia", apuntó.

   REACCION DE LA SOCIEDAD

   Consideró que la sociedad vasca "va a reaccionar" ante este final de la tregua "y, en el fondo, esta espiral loca de ETA, puede ser también los últimos zarpazos de un tigre herido que nos puedan llevar a un escenario de una Euskadi sin violencia", manifestó.

   Sin embargo, dijo estas palabras "con mucho cuidado porque, posiblemente, estamos ante las vísperas del comienzo de una escalada de locura en la cual unas palabras de esperanza pudieran ser hasta mal interpretadas". Pero afirmó que ve "a medio plazo una Euskadi sin ETA, una Euskadi que ha sido capaz de desembarazarse de aquellos que usando ilegítimamente su nombre, han pretendido imponer un proyecto de totalitarismo y terror".  

   Además, afirmó que el PNV se comprometera "hasta las cachas" en la consecución de la paz y en la deslegitimación de la violencia, y lamentó que Batasuna haya estado "a lo largo de todo este proceso sumisa políticamente al discurso de ETA porque no es de recibo". "A mí me hubiese gustado que en Euskadi hubiésemos tenido un Sinn Féin, un Gerry Adams, alguien capaz de imponer un criterio político en ese mundo para hacer frente a la intolerancia de ETA", dijo.

   En este sentido, apuntó que se siente "más asqueado que defraudado" porque los interlocutores de Batasuna no hayan sido capaces de "canalizar ese ansía de buscar la paz, también de una parte importante de ese mundo y no hayan tenido el coraje de enfrentarse a ETA y marcarle el terreno político".

   "Han demostrado ser terriblemente cobardes y timoratos a la hora de hacer frente a ETA y de mantener una apuesta política que ellos predicaban en sus discursos", señaló en referencia a la declaración de Anoeta, "que el propio Otegi, con la rama de olivo en la mano, escenificó".

   Por último, el líder jeltzale destacó que, "al final, ha venido ETA, le ha quitado la rama de olivo de las manos y Otegi no ha dicho nada".  


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios