www.diariocritico.com
Radiografía socialista de la realidad electoral: así serán las generales de 2012

Radiografía socialista de la realidad electoral: así serán las generales de 2012

Las elecciones generales de 2012 podrían ser tan "excepcionales" como las de 2000 desde el punto de vista del comportamiento electoral, con una gran abstención (la del 2000 fue la mayor de la historia, con más del 31%), un alto porcentaje de españoles que se declaraban "de centro" y una victoria clara del PP en lo que se considera el centro político, el 5 en una escala de 1 a 10, según han opinado un grupo de expertos reunidos este miércoles por la Fundación Alternativas, cercana al PSOE.
   Ese 'cóctel', que dio al PP su primera y única mayoría absoluta, es lo que parece que las encuestas empiezan a apuntar ahora, según estos expertos. Sin embargo, han avisado de que no está claro que la victoria del PP que apuntan los sondeos vaya a ser por mayoría absoluta y, además, que aún falta mucho para las generales y el ciudadano no está movilizado.

   De hecho, todos ellos han advertido de que es "irreal" la ventaja que las encuestas otorgan hoy al PP sobre del PSOE, que asciende a 14 puntos, cuatro más que en las generales del 2000. "Es muy improbable dada la distribución ideológica de España", ha explicado el catedrático de Ciencia Política de la Universitat Pompeu Fabra Mariano Torcal, autor de un estudio sobre el centro político encargado por la fundación.

   Para Ignacio Urquizu, subdirector de 'Estudios de Progreso' de la fundación, las encuestas están 'infladas' a favor del PP porque las estimaciones de intención de voto parten de que hay voto oculto a favor del PP, y "eso está cambiando".

   Urquizu prefiere tomar como referencia la intención de voto directa expresada por los españoles que, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), da la victoria al PP por entre 6 y 7 puntos, una ventaja que, a su juicio, el PSOE podría remontar hasta el punto de volver a ganar en 2012 si consigue activar el voto de la esperanza en el futuro-

   Torcal, en cambio, ha opinado que aunque el PSOE podría recortar distancias, una distancia de 6-7 puntos es "insalvable", y más en una elección en la que lo que más va a pesar es previsiblemente la situación económica.

   Por su parte, la ex directora del CIS Belén Barreiro ha opinado que hay "mucha incertidumbre" porque no se están dando todos los factores típicos del cambio de ciclo electoral, ya que aunque la intención de voto directo favorezca al PP y la oposición esté mejor valorada que el Gobierno, el líder del PP está peor valorado que el jefe del Ejecutivo y nunca en la historia la oposición ha ganado en esas condiciones.




¿Efecto Rublacaba?

   Los expertos también se han mostrado cautos sobre el impacto que podría tener que el candidato del PSOE no fuese José Luis Rodríguez Zapatero, sino Alfredo Pérez Rubalcaba. Para Barreiro, las encuestas que apuntan que éste sacaría hoy mejor resultado que Zapatero "son creíbles", pero "no se puede predecir" si eso se mantendría, por ejemplo, si se adelantasen las elecciones.

   En este sentido, Torcal ha recordado como en Estados Unidos la candidatura de Al Gore acabó resultando 'contaminada' por la de su antecesor Bill Clinton, pese a los intentos de diferenciarle.

   Lo que sí es evidente es que, desde el inicio de la segunda legislatura de Zapatero, el PP domina en el centro político, entre un 20 y un 25 por ciento de españoles que ideológicamente se sitúan a sí mismos en el 5 en una escala de 1 a 10 y que, en todas las elecciones generales, el partido que ha ganado en el 5 ha llegado al Gobierno. Así lo demuestran los análisis postelectorales, sin que esté definida cuál es la causa y cuál el efecto.

   Según el estudio de Torcal, en 2000 un 43% de esos ciudadanos votaron al PP, frente al 21% que apoyó al PSOE. En 2004 Zapatero atrajo al 54% (frente al 26% del PP) pero, en 2008, si bien se reforzó ligeramente por la izquierda, perdió 14 puntos en el centro, donde bajó al 40%, sin que el PP se aprovechase de ese retroceso (se quedó en el 24%).


El PSOE pierde votos en todo el espectro

   En 2011, los datos apuntan a una pérdida de intención de voto el PSOE del 20% en los que se consideran que extrema izquierda (1-2 en la escala) y del 25 por ciento en el centro izquierda (3-4), pero ni IU recoge el voto de más a la izquierda ni el PP el de los más centristas, según ha explicado Guillermo Cordero, investigador en la Universidad Autónoma de Madrid.

   Cordero ha explicado el PSOE está perdiendo votos en todo si espectro ideológico pero que, de momento, esos desencantados están en la categoría de los "indecisos". Para Barreiro, está por ver si esos votantes se movilizan cuando se acerquen las elecciones y la posibilidad real de que gane el PP.

   Según ha explicado, un año antes de las elecciones las encuestas son fiables sobre los votantes del PP, dado que este partido tiene una alta tasa de retención de sus votantes, pero no para los del PSOE, menos movilizados. La abstención, han coincidido todos, es lo que más castiga a los socialistas.



La ideología, ¿menos relevante en 2011?

   Tanto Guillermo Cordero como la profesora de Ciencia Política de la Autónoma Irene Martín, autores del estudio '¿Quiénes son y qué votan los ciudadanos de izquierdas?' han opinado que en las elecciones generales de 2012 tendrá menos relevancia la ideología que en otras ocasiones y, de paso, han apuntado que en los comicios 'menos ideológicos' son aquellos en los que mejor resultado ha sacado el PP.

   No obstante, la ideología sigue siendo el factor que más incide en el comportamiento electoral de los españoles. Según el estudio de Martín y Cordero, los asuntos que más dividen a los españoles por su adscripción ideológica son el terrorismo de ETA y la estructura territorial del Estado.

   De hecho, un 67 por ciento de quienes se declaran de extrema izquierda estaría a favor de dialogar con ETA, porcentaje que baja al 45% en el centro-izquierda y en torno al 18% en el centro derecha y la extrema derecha.

   En cuanto al Estado autonómico, en la extrema izquierda el 46% es partidario de más autonomía o de la independencia, mientras que en el centro-derecha sólo lo es el 15%. En la extrema derecha, en cambio, este apoyo repunta hasta casi el 30%.


Los partidos hablan de recentralizar

  Según Torcal, en los últimos años se ha desarrollado un amplio consenso en torno al modelo autonómico, pero con una gran polarización sobre si la descentralización debe detenerse aquí o seguir adelante. En los últimos estudios del CIS hay cierta tendencia a apoyar la recentralización, pero los expertos lo achacan más a una "identificación partidista" con el discurso predominante que por descontento real, ya que los españoles están bastante satisfechos con su funcionamiento.

   Fundación Alternativas ha presentado este miércoles los estudios "Valores y políticas que distinguen a los ciudadanos de derecha de los que Izquierda", del científico titular del Instituto de Políticas y Bienes Públicos del CSIC Francisco Herreros; "¿Quiénes son y cómo votan los españoles de izquierdas?", de Irene Martín y Guillermo Cordero; y "El significado y el contenido del centro ideológico en España", de Mariano Torcal.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios