www.diariocritico.com

Un edificio de ocho plantas

CAM inicia las obras de su nueva sede financiera en la calle Trapería de Murcia, que prevé abrir en 15 meses

CAM inicia las obras de su nueva sede financiera en la calle Trapería de Murcia, que prevé abrir en 15 meses

El actual edificio será dedicado a espacio cultural con salas de exposición y un auditorio renovado, que estará abierto en 2014
   Caja Mediterráneo (CAM) ha iniciado este jueves las obras para convertir el inmueble del número 5 de la calle Trapería de Murcia en su nueva sede financiera en la capital de la Región. La construcción se extenderá 15 meses y su resultado final permitirá habilitar ocho plantas, tres de ellas subterráneas y el resto sobre rasante, con una imagen exterior eclética y un cerramiento con piedra traslúcida que permitirá que el edificio se vea de noche "como una vela".    Así lo ha hecho saber el presidente territorial de Caja Mediterráneo, Ángel Martínez, que acompañado por el director territorial de la Caja, Ildefonso Riquelme, y el concejal de Urbanismo de Murcia, Fernando Berberena, ha asistido al inicio de esta obra que permitirá trasladar las oficinas centrales de la calle Salzillo y reconvertir éstas en un gran centro cultural. Martínez ha explicado que está previsto que la nueva sede financiera esté concluida antes de finales de 2012 y que el renovado centro cultural pueda estar abierto en 2014.    El proyecto de la futura sede financiera de Caja Mediterráneo, diseñado por los arquitectos murcianos Luis y Manuel Clavel, plantea un edificio que permitirá albergar en las dos primeras plantas la oficina bancaria, con acceso desde la calle Trapería. En la planta baja se situará la zona de atención al público, caja y un despacho; mientras que la primera planta se destinará al servicio a empresas. Ambas plantas estarán comunicadas por un atrio central a doble altura.    Las plantas segunda, tercera y cuarta se destinarán a oficinas, contando con un gran área de trabajo abierta, flanqueada por otras zonas de despachos y salas de reunión. La última planta, situada bajo cubierta se aprovecha como locales complementarios a la planta inferior.    El acceso a estas oficinas se realiza a través de un acceso-recepción situado en la parte trasera de la planta baja. Los tres sótanos se destinarán a almacén y archivo, mientras que dos ascensores y una escalera comunicarán las distintas plantas. Tras la remodelación, el edificio contará con una superficie total de 2.875 metros cuadrados y la institución financiera pretende mejorar el servicio financiero que presta a Murcia.    El arquitecto Luis Clavel ha explicado que para la construcción de los tres sótanos "se empleará un sistema totalmente novedoso en España que permite reutilizar la propia tierra del subsuelo como árido para fabricar el hormigón que se empleará en la construcción de los propios sótanos".    Clavel ha matizado que Caja Mediterráneo ha optado por esta tecnología porque es más ecológica y segura que el uso de camiones y maquinaria pesada en el casco antiguo de la ciudad para la extracción de tierra.    El cerramiento exterior del inmueble contará con una hoja interior practicable de vidrio y una hoja exterior de un material laminado de vidrio y alabastro, siendo esta piedra el acabado exterior visible desde la calle. La lámina de alabastro será muy fina para dejar pasar la luz natural del día en forma de iluminación difusa y convertirá al edificio en un emisor de luz durante la noche, al iluminarse los paneles de piedra con luces de bajo consumo. CENTRO CULTURAL    Martínez ha señalado que la construcción de la nueva sede "supone un cambio total", y ha matizado que la puesta en marcha del edificio en Trapería "era un compromiso como edificio financiero". No obstante, ha puntualizado que el compromiso con Murcia "va mucho más allá" con la conversión del actual edificio de la calle Salzillo en un centro cultural que prevé estar en marcha en tres años, es decir, en 2014.    Así, el hecho de trasladar los servicios financieros a la nueva sede de la calle Trapería "va a permitir que el actual edificio de la calle Salzillo se convierta en un centro cultural abierto 365 días al año a la ciudad de Murcia, contribuyendo a que la cultura y el centro de la capital tenga vida los días de fiesta, por las noches, con exposiciones, con el apartado CAMON y teatro, entre otras cosas".    En este sentido, ha señalado que lo "realmente importante" es que el traslado va a permitir "liberar el edificio de la calle Salzillo y convertirlo en un centro cultural abierto los 365 días del año, que dispondrá de una planta baja enorme en la que van a haber varias salas de exposiciones en el que convivan las artes de todos los tipos, biblioteca y un auditorio, que se va a modernizar del todo para convertirse en un teatro vivo y en un cineforum".    En este centro, Martínez ha dicho que los jóvenes artistas van a tener un espacio "que les permita darse a conocer, porque esas dificultades de convencer para iniciar una actividad es muy compleja". El objetivo es "ayudar a externalizar esa producción", todo ello "en ese compromiso de devolver a la sociedad, lo que la sociedad nos da".    Riquelme ha explicado que con la construcción de esta nueva sede financiera, "Caja Mediterráneo renueva su compromiso con sus clientes y da un paso más en su apoyo al desarrollo de la economía de la Región de Murcia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios