www.diariocritico.com

Operaciones corporativas

AT&T compra la filial estadounidense de móviles de Deutsche Telekom

AT&T compra la filial estadounidense de móviles de Deutsche Telekom

Vuelven las operaciones corporativas. El grupo de telecomunicaciones AT&T, el segundo operador de telefonía móvil en Estados Unidos ha puesto 39.000 millones de dólares (27.500 millones de euros) para hacerse con el control de T-Mobile, la filial norteamericana de móviles de la alemana Deutsche Telekom, que es la cuarta compañía celular del país. De esa cifra, unos 25.000 millones de dólares se abonarán en efectivo. Los consejos de las dos firmas aprobaron ayer la operación.
La maniobra busca reforzar la red de AT&T para hacer frente al empuje de Verizon Wireless, la compañía líder del sector de las telecomunicaciones en suelo estadounidense, que está participada en un 50% por Vodafone. Y deja en un serio compromiso a Sprint Nextel, la tercera, que preparaba una ofensiva por T-Mobile. Deutsche Telekom, de acuerdo con los términos de la operación, recibirá a cambio el 8% del capital de AT&T y contará con un puesto en el Consejo de Administración del nuevo gigante de las telecomunicaciones en Estados Unidos, a la espera del visto bueno preceptivo de las autoridades de competencia. En paralelo, el grupo espera elevar en más de 8.000 millones las inversiones en infraestructuras en EE UU durante los próximos siete años. Ese es un de los puntos críticos para el futuro de AT&T, sobre todo desde que Verizon Wireless rompió a final del año pasado la exclusividad en la venta del iPhone, el popular teléfono interactivo de Apple. Son de sobra conocidos los problemas que tiene AT&T con su red, con caídas continuas en las llamadas y una velocidad de transmisión de datos menor que la de sus rivales, que le han traído no pocos problemas en el mercado de las telecomunicaciones estadounidense. "Esta operación representa un compromiso mayor por reforzar y expandir una infraestructura crítica para el futuro del país", dijo en una nota de prensa con el anuncio el presidente ejecutivo del grupo AT&T, Randall Stephenson. Además, en lo que pareció un movimiento destinado a tratar de contener la fuga de clientes hacia Verizon Wireless, prometió que así "mejorará la calidad de la red", la gran obsesión de la compañía. AT&T presentará los resultados correspondientes al primer trimestre el próximo 20 de abril. Ahí se verá el daño que le está haciendo realmente Verizon Wireless desde que vende el iPhone. El ejercicio fiscal de 2010 lo cerró con unos ingresos por valor de 124.300 millones de dólares, que le aportaron un beneficio neto de 19.900 millones de dólares, con una subida considerable en el conjunto del año, pero empañada por la caída del resultado en el último trimestre del ejercicio. En la actualidad su filial celular cuenta con 95,5 millones de clientes, a los que sumará los 33,7 millones que concentra la filial estadounidense de T-Mobile. Deutsche Telekom, por su parte, llevaba tiempo buscando alternativas estratégicas para su filial de móviles en Estados Unidos, la más competitiva del mercado en cuanto al precio del abono. Las dos compañías usan la misma tecnología celular, por lo que la unión aliviará la carga que sufre la red. El negocio quedará así reducido a solo tres grandes operadores de telefonía celular. Con esta operación, el grupo alemán busca poder concentrarse más en su negocio en Europa, sobre todo en el creciente negocio de transmisión de datos electrónicos. "Así podremos enfocarnos más en las oportunidades de una infraestructura moderna en Alemania y Europa", explicó ayer el consejero delegado de Deutsche Telekom, René Obermann, quien insistió en el hecho de que esta operación -que podría estar completamente cerrada durante el primer trimestre de 2012- acelerará "la transformación" de la compañía germana. Está por ver, sin embargo, cómo reaccionará Sprint Nextel a la maniobra. Y de mantenerse en pie la oferta de AT&T, qué condiciones puede llegar a imponer el regulador del sector de las telecomunicaciones norteamericano para que este matrimonio de titanes se consume. Washington ha expresado reiteradamente su preocupación por la escasa competencia que hay en esa industria, que aún se reduciría más de aprobarse esta operación. La nueva compañía tendrá un tercio más de abonados que Verizon Wireless y el doble que Sprint Nextel. El proceso de consolidación del sector de las telecomunicaciones estaba estancado desde antes del estallido de la crisis financiera, que paralizó todo tipo de operaciones por las dificultades para encontrar financiación en Estados Unidos y en todo el mundo. Pero la liquidez vuelve a circular y las empresas han acumulado efectivo durante la recesión: era cuestión de tiempo que las cosas empezaran a moverse también en esta industria, que trata de sacar tajada a los nuevos dispositivos interactivos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.