www.diariocritico.com

Tras la victoria del Barça en Wembley

Los acampados siguen con sus 'tics' de autoridad moral y desdeñan una celebración más democrática que la suya

Los acampados siguen con sus 'tics' de autoridad moral y desdeñan una celebración más democrática que la suya

Los 3.000 ocupantes han querido preservar 'su' plaza de Catalunya de los 40.000 ciudadanos

3.000 -a lo sumo- son los acampados, 40.000 los catalanes que esta noche han salido a celebrar el triunfo de su equipo, el Futbol Club Barcelona, ante el Manchester United en la final de la Champions League. Pero, claro, éstos no eran más que 'alienados' por ese 'opio del pueblo' que es el futbol a los cuáles había que dar una lección de modos y de moral. Por ello -y aunque no se han expresado así- estos regeneradores de la democracia se han apostado a los accesos de 'su' plaza de Catalunya para disuadir a los otros manifestantes de que pisaran territorio 'sagrado'. 'La fiesta está afuera' o 'Aquí acampada' eran las autoritarias consignas de quienes quieren regenerar la democracia y acercarla más al pueblo. Lo dicho tantas veces: mismos mensajes con otro envoltorio. Eso sí, ningún incidente entre futboleros y luchadores por 'causas superiores'. Los disturbios han corrido a cargo del verdadero detritus urbano: ese sí, execrable. Los de siempre.

La Rambla reunia a 40.000 aficionados del FC Barcelona que celebraban la cuarta Champions League, según cifras del Ayuntamiento pasadas las 0.30 horas del domingo, mientras un grupo de jóvenes ha protagonizado el primer incidente. Un grupo de 300 personas de estética radical -algunos, encapuchados- ha arrojado botellas y otros objetos hacia los Mossos d'Esquadra en la calle Pelai en la confluencia con La Rambla y la plaza Catalunya. Eso les ha causado su primera carrera de la noche detrás de la policía autonómica, desde ese punto por la acera de la plaza más cercana a Pelai, entrando así en la plaza. Algunos llevaban botellas, palos de escoba, e incluso algún bate de béisbol, y parte de ellos han intentado romper el cristal de una cabina telefónica. Aun así, pasadas las 2.00 de la madrugada, el grupo que protagonizaba los incidentes ha alcanzado las 2.000 personas, y ha habido carga policial donde la calle Pelai se une a La Rambla y a plaza Catalunya. Todos estos incidentes han costado, poco antes de las 2.30 horas, 60 heridos -ocho de ellos, mossos d'Esquadra-: 48 leves más 12 que han tenido que ser trasladados a centros sanitarios, ha informado a Europa Press un portavoz del Sistema de Emergencias Médicas (SEM). Sin embargo, no había incidentes en el centro de la plaza a primeras horas, a pocos metros, donde los acampados del movimiento 15M pedían a los azulgranas que se les acercaban que no accedieran al lugar de la acampada; no todos les han hecho caso, pero no ha habido incidentes en ese punto. Para disuadir a los aficionados, sendos grupos de diez 'indignados' se han puesto a los pies de las dos escaleras del centro de la plaza más cercanas a La Rambla, y les han explicado que "la fiesta está fuera" de la plaza, además de mostrarles pancartas con las leyendas 'No violencia', 'Resistencia pacífica' y 'Aquí acampada'. Pasada la medianoche seguía habiendo miles de personas en el otro punto de celebraciones, Arc de Triomf, donde ha llegado a haber 35.000 personas durante el partido, que han visto a través de una pantalla gigante. Después del partido, los más jóvenes han ido a Canaletes, y la mayoría de gente que ha quedado en Arc de Triomf han sido familias con niños, mientras hay actuaciones en el escenario instalado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios