www.diariocritico.com

Nóbel Pérez Esquivel

Silencio cómplice de Iglesia con dictadores

sábado 15 de septiembre de 2007, 04:43h

El premio Nobel de la Paz 1980, Adolfo Pérez Esquivel, recordó que la Iglesia católica nunca respondió a sus reclamos de ayuda para hallar a desaparecidos de la pasada dictadura.

Y señaló que en un encuentro con Juan Pablo II, cuando fue a exponerle estas situaciones, el Papa le aconsejó que se ocupara de “los chicos de los países comunistas”. Pérez Esquivel se presentó como testigo en el juicio oral donde se juzga al ex capellán de la policía de la provincia de Buenos Aires, durante la pasada dictadura militar, el sacerdote Christian von Wernich, acusado de secuestros, torturas y participación en ejecuciones e interrogatorios.

Sobrevivientes, familiares y sacerdotes han testimoniado ante los jueces de la causa en relatos escalofriantes sobre la actuación del religioso, confesor de uno de los militares más duros, el fallecido general Ramón Camps, jefe de la policía de la provincia de Buenos Aires, que se jactaba de haber asesinado a algunos miles de “subversivos”.

También recordó que cuando era titular del Servicio Paz y Justicia de Argentina, en varias oportunidades trató de interesar a la Iglesia católica con informes y datos para que ayudara a buscar a los desaparecidos, pero nunca pudo lograr nada.

En 1984 llevó a Juan Pablo II el listado de 84 niños desaparecidos en Argentina y otros casos de víctimas y fue entonces que recibió la respuesta de que “se ocupara” de los “chicos” de los países comunistas.

Karol Wojtyla estuvo muy frío y no dio un sólo paso para ayudarlo. Tampoco logró hacerse escuchar por el nuncio apostólico Pío Laghi, quien secamente le dijo que él no podía hacer nada más de lo que estaban haciendo los obispos argentinos

En su relato mencionó el testimonio que dio en una entrevista con este periódico hace dos años sobre su detención en 1977, cuando en mayo de ese año fue “trasladado” y lo llevaron a un aeropuerto de San Justo, periferia de Buenos Aires, donde lo subieron a un avión pequeño, lo encadenaron y lo llevaron rodeado por militares a sobrevolar el Río de la Plata y afluentes del mismo –incluyendo parte de la costa uruguaya–, y cree que salvó la vida por una llamada que recibieron sus captores.

El premio Nobel de la Paz había sufrido también torturas y se consideró un “sobreviviente” de los “vuelos de la muerte”.

En su testimonio rescató las figuras de los obispos Miguel Hesaynes y Jorge Novak, así como de sacerdotes que fueron víctimas de la dictadura. Precisamente Pérez Esquivel fue muy amigo de Enrique Angelelli, prelado de La Rioja, asesinado en esa provincia cuando denunciaba la muerte de dos sacerdotes de su obispado.

El juicio dio hoy un importante giro cuando fueron detenidos tres ex funcionarios de la dictadura, Roberto Durrieu, Alberto Rodríguez Varela y Jaime Smart, que debían declarar ante los jueces.

Pero los querellantes en la causa del secuestro, detención y torturas de Jacobo Timmerman, quien fuera director del diario La Opinión, uno de los más importantes y renovadores periódicos del país en los años 70, habían solicitado la detención de estos tres hombres vinculados con esos hechos.

También se ordenó la detención del cura Pedro Traveset, párroco de Trenque Launquen, por falso testimonio y “reticencias” en sus declaraciones, después de haber sido careado con el testigo Héctor Rossi.

Éste declaró ante los jueces que Traveset le había relatado que Von Wernich le dijo que dejara de buscar a un detenido porque había fallecido. Se trataba de Eduardo Lugones, un estudiante de medicina.

Muchos analistas se preguntan hasta cuándo seguirá en silencio la cúpula de la Iglesia en el caso Von Wernich y otros similares, que incluyen los asesinatos de sacerdotes, monjas y hasta de un obispo.

****Critican a la CNDH tras exhibición de "Los niños..."
Por Tania Molina Ramírez
La Jornada 14/09/2007

La presentación del documental Los niños de Leningrado, en la Cineteca Nacional, devino en un interesante debate. Para sorpresa de los representantes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (Javier Moctezuma Barragán, secretario ejecutivo de la CNDH) y del Centro Superior de Producción Cinematográfica (Javier Magdaleno Cueva), el público tenía mucho qué opinar y no se limitó a aplaudir. Quizá creían estar en un lugar seguro, en el que no encontrarían crítica. No fue así.

(Por cierto, en su discurso, Moctezuma, ex embajador de México ante El Vaticano, en referencia a la cinta, dijo la enigmática frase: “Una perífrasis de lo inefable”.)

El filme, nominado al Oscar por mejor documental corto en 2005, retrata a los niños que viven en una estación del Metro en Moscú, pero el público no se limitó a preguntar sobre aquel país.

“La CNDH que está aquí no hace absolutamente nada por esos niños (de la calle, en México)”, lanzó una mujer. Y muchos de los presentes, en respaldo a la afirmación, aplaudieron.

Otra persona dijo: “Qué bueno que están las autoridades y la gente de Roma y no sé cuántos más, porque estaría bueno saber qué va a ofrecer la CNDH”.

La directora del documental, Hanna Polak, consternada, intentó dar la cara en nombre de sus anfitriones. Quizá un poco ingenuamente, los defendió diciendo: “Estoy segura de que tienen muchos asuntos en su agenda”, y luego dijo que en su opinión la CNDH estaba preocupada por el tema, ya que “me invitó, pagó mi boleto”. Además, “no me corresponde juzgar”.

Para Polak la pregunta esencial es “qué puedo yo hacer”. A lo que alguien contestó: “Pero no es suficiente lo que se haga a nivel individual, y todos lo sabemos”.

Y una joven preguntó: “¿Te has hecho un cuestionamiento más de fondo? Creo que sería importante hacer un documental sobre qué tipo de sociedad genera esto”.

La realizadora insistió: “Si siento amor, no puedo dejar que mis hijos vivan en la calle. La causa de raíz es que carecemos de amor a diferentes niveles, desde individual a gubernamental”.

A lo cual, un muchacho reviró: “Pero habría que ver cómo viven las familias de las cuales salen estos niños. ¿Por qué hay esa pobreza? Para mí es más que una cuestión de falta de amor, sino que hay razones económicas de un sistema que provoca que la gente no pueda cuidar a los niños; y no sólo debemos amar más”.

Y Polak respondió: “Hay muchos recursos pero los ricos no quieren compartirlos. Yo no quiero compartir. Estoy de acuerdo en que también se debe al sistema económico, pero, ¿qué estás haciendo tú al respecto?

****Elvira Arellano ya está con su hijo van a Michoacán

Saúl Arellano se reunió el jueves en Tijuana en esta frontera con Elvira, su madre, quien fue deportada de ese país la noche del 19 de agosto tras ser detenida en Los Angeles, California. Horas antes, el joven participó en una manifestación efectuada en Washington en favor de legalizar a millones de migrantes.

La activista mostró satisfacción de abrazar a su hijo, quien acudió a Tijuana acompañado de su tutora, la activista Emma Lozano.

“Es triste que una barda divida a muchas familias, que las separe, porque Dios no creó esos muros, no creó fronteras sino un mundo para sus hijos. Me da tristeza que en Estados Unidos haya tanto odio y racismo hacia nuestra familias”, sostuvo esta mujer originaria de la comunidad michoacana de San Miguel Curahuango.

Destacó que miles de voces se alzaran cuando estaba muerta toda esperanza de lograr una ley migratoria, lo que provocó que reviviera la exigencia de legalizar a millones de hombres mujeres separadas de sus hijos.

“Lo primero que hice cuando me deportaron fue preguntar por mi hijo y decirles a mi pastor y a Emma que me encontraba bien, pero me sorprendió que me dijeran que mi deportación provocó que se alzaran nuevas voces”, agregó.

En ese lapso Saúl permaneció bajo la égida de Ema Lozano, activista pro migrantes de Chicago, Illinois, que “para nosotros es parte de nuestra familia” comentó Elvira Arellano, considerada icono en la lucha por la legalización de trabajadores que residen en las principales ciudades de la nación vecina.

El rencuentro ocurrió en el hotel Pueblo Amigo, a unos metros de la línea internacional, donde estarían hasta la medianoche de este jueves, cuando tenían planeado trasladarse al aeropuerto de Tijuana y abordar el avión que los llevará al Distrito Federal y de ahí a Maravatío, Michoacán, donde comprarán un uniforme y útiles escolares para adaptarse a su nueva vida en territorio mexicano.

El movimiento Familia Latina Unida calcula que existen al menos 4 millones de casos similares al de Elvira y Saúl.

****Aumento en precios de droga, resultado de la batalla

El procurador general de la República, Eduardo Medina Mora, aseguró este viernes que han disminuido los asesinatos vinculados con el narcotráfico en el país y aumentado los precios de la droga en Estados Unidos, lo que demuestra que el gobierno está ganando la guerra a los cárteles del narcotráfico.

Medina Mora reconoció que los cárteles siguen siendo poderosos, pero que el número de ejecuciones este año ha disminuido desde 319 en marzo a 195 en agosto.

Los precios de la cocaína y las metanfetaminas en 8 mil localidades estadunidenses van en aumento y su calidad está disminuyendo, lo que demuestra que menos droga está entrando a Estados Unidos, señaló.

“El precio de la cocaína al mayoreo pasó de 17 mil dólares (por kilo) promedio al final de 2006 a casi 30 mil dólares promedio en el mes pasado. Esto corresponde a la falta de disponibilidad de la droga en el mercado (estadunidense)", agregó.

El funcionario añadió que el precio de la cocaína en México también ha aumentado, mientras que el de la mariguana, que venía cayendo por el aumento en la producción local, se ha estabilizado.

****Colombia reconoce errores ante extradición jefes narcotráfico

Las autoridades colombianas reconocieron el viernes errores y descoordinación en el traslado de jefes del narcotráfico a buques en altamar, antes de su extradición a Estados Unidos.

El ministro del Interior y de Justicia, Carlos Holguín, calificó como "insólito" el traslado el jueves de los jefes paramilitares y señalados narcotraficantes, a prisiones en buques de la Armada en los océanos Atlántico y Pacífico.

La operación involucró a Diego Murillo, alias "Don Berna," a Carlos Mario Jiménez, alias "Macaco," y al capo del cartel del Norte del Valle, Diego Montoya, alias "Don Diego."

Holguín dijo que se había dado la orden de trasladar a "Don Diego" y a "Don Berna" a un buque en el Océano Pacífico, cuando quienes debían ser trasladados eran "Macaco," a un barco en el Océano Atlántico, y a "Don Diego."

"Sí, insólito... se equivocaron," reconoció Holguín en una entrevista radial

Como en pocas ocasiones en la historia de la lucha antidrogas, el Gobierno enfrentó la movilización de tres "pesos pesados" del narcotráfico, pedidos por cortes de justicia de Estados Unidos, y quienes han sido amenazados de muerte para que no delaten a sus antiguos compañeros de armas.

Colombia ha invertido multimillonarios recursos en la lucha de más de 20 años contra el narcotráfico, mientras que Estados Unidos ha entregado desde el 2000 más de 4.000 millones de dólares para combatir a las mafias.

No obstante, el país es catalogado como el mayor abastecedor mundial de cocaína, con una producción anual de unas 610 toneladas.

La equivocación, atribuida por el ministro al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (Inpec) fue explicada por Holguín como una mala interpretación, al parecer porque dos de los "peces" gordos se llaman Diego.

El confuso hecho se produjo un día después de que el nuevo embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, presentó sus cartas credenciales ante el presidente Alvaro Uribe, tras lo cual reconoció los logros de las operaciones que han permitido la captura de los narcotraficantes.

El viernes, "Don Berna," líder de un extinto bloque paramilitar, regresó a una cárcel de máxima seguridad en el nororiente de Bogotá, luego de que no alcanzó a ser llevado el jueves a una corbeta de la Armada en altamar.

"Don Berna" y "Macaco" son acusados por cometer masacres y crímenes atroces en su guerra sucia contar sus archienemigos, las guerrillas izquierdistas, en un conflicto que financiado por ambos bandos con la producción y el tráfico de cocaína.

****Halla PGR bodega con pieles exóticas; presuntamente es del zapatero de Fox

La Procuraduría General de la República (PGR) encontró en una bodega, que presuntamente pertenece al zapatero de Vicente Fox, calzado y cinturones elaborados con pieles exóticas. Además halló una cabeza de venado, así como pieles del mismo y de cabra.

Dentro del domicilio, ubicado en León, Guanajuato, que aparentemente es de Martín Villegas Terrones —el empresario conocido por fabricar las botas del ex presidente—, también encontraron un rifle calibre 22 y cartuchos de diferentes tipos.

Las investigaciones sobre una red internacional que vendía productos fabricados con piel de especies protegidas comenzaron hace tres años, de acuerdo con informes del departamento de Justicia de Estados Unidos.

Autoridades mexicanas y extranjeras participaron en las indagatorias, las cuales derivaron en la aprehensión del zapatero del ex presidente, así como de Carlos Leal Barragán, de Guzmán, Jalisco; Esteban López Estrada, de León, Guanajuato; Jorge Caraveo y Óscar Cuevas, al parecer empresario de Texas.

Dicha captura se efectuó la semana pasada en Estados Unidos.

Sin embargo las indagatorias continuaron y permitieron ubicar un domicilio en León, Guanajuato, donde, presumían las autoridades, habría parte de la mercancía que vendían estas personas.

Se trataba de una bodega localizada en Calle Sinaí número 104, colonia San Felipe de Jesús, en León, Guanajuato.

De acuerdo con los reportes de la dependencia federal, este inmueble presuntamente es propiedad del empresario Martín Villegas Terrones.

Así, agentes del Ministerio Público de la Federación adscritos a la Unidad Especializada de Investigación de Delitos contra el Ambiente y Delitos Previstos en Leyes Especiales (UEIDAPLE) cumplimentaron una orden de cateo otorgada por el Juez Tercero de Distrito en Materia Penal con residencia en León.

Al ingresar las autoridades encontraron decenas de cajas apiladas, con la leyenda “Botas Exóticas”, “Hecho en León, Gto., México Calidad de Exportación”. Junto a ellas había bolsas con cartuchos de rifle y de pistola, así como algunas pieles listas para ser utilizadas.

Según los reportes del Ministerio Público en total eran 55 pares de zapatos o botas y 153 cinturones de piel de caguamo. Además había 10 pieles de venado, dos de cabra, una cabeza de venado y un rifle calibre 22.

Lo asegurado fue puesto a disposición del Ministerio Público. Las investigaciones del caso continuarán

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios