www.diariocritico.com

Jean-Pierre Bel, presidente de la Cámara

La 'izquierda' francesa se cuela, por primera vez en la historia, en la presidencia del Senado

La 'izquierda' francesa se cuela, por primera vez en la historia, en la presidencia del Senado

sábado 01 de octubre de 2011, 18:34h
La izquierda francesa logró este sábado una victoria histórica al obtener, por primera vez en más de cincuenta años, la mayoría absoluta en el Senado, a sólo siete meses de la elección presidencial.
"Por primera vez, la izquierda logra la alternancia" en el Senado, se congratuló emocionado Jean-Pierre Bel, jefe de los senadores socialistas. La elección de un senador en Martinica y de dos en Guadalupe confirmada por la noche dio a la izquierda 177 escaños, dos más de los requeridos para una mayoría absoluta en la cámara alta, compuesta por 348 poltronas. "El cambio está en marcha", añadió Jean-Pierre Bel, bien situado para suceder al actual presidente del Senado Gérard Larcher, del partido conservador UMP, la formación del jefe de Estado Nicolas Sarkozy.

François Hollande, favorito según los sondeos para ser designado candidato socialista a la presidencial en las elecciones primarias del próximo mes, dijo ver en el resultado de este domingo "una descomposición del sistema Sarkozy", "premonitoria" para 2012.

A la espera de la presidencial, que se disputará en abril y mayo del año próximo, el gobierno del presidente Nicolas Sarkozy podrá seguir apoyándose para aplicar su política en la mayoría que posee en la Asamblea Nacional, la cámara baja, a la que la Constitución de 1958 confiere un papel preeminente.

Eso sí, la izquierda mayoritaria en el Senado podría retrasar la adopción de los proyectos de ley aprobados en la Asamblea Nacional.
La primera víctima del giro político de este domingo podría ser la "regla de oro", el principio de vuelta al equilibrio presupuestario que Sarkozy quería incluir en la Constitución.

Según un dirigente de la mayoría presidencial, la propuesta "está muerta", ya que el gobierno ha perdido la posibilidad de reunir la mayoría de tres quintos de los diputados y senadores necesaria para cambiar la Carta Magna. Asimismo, las discusiones sobre los presupuestos del Estado y de la Seguridad Social para 2012, que deben concretar las medidas de rigor del gobierno, podrían resultar también complicadas.

La derecha intentó este domingo restar importancia al resultado
"El Elíseo toma nota de los resultados de la elección senatorial, consecuencia del avance de la izquierda en las elecciones locales celebradas desde 2004", indicó la presidencia sin hacer más comentarios.

El primer ministro, François Fillon, reconoció el "fuerte avance" de la oposición, "acentuado por las divisiones de la mayoría", pero advirtió que "el momento de la verdad llegará la primavera (boreal) próxima", y que "esta noche comienza la batalla". Más tajante, el secretario general de la UMP, Jean-François Copé, habló de una "derrota" de la derecha, y explicó que era una "decepción pero no una sorpresa" ante "las derrotas locales sucesivas" sufridas por los conservadores desde 2004.

Con sus buenos resultados en las últimas elecciones municipales, regionales y cantonales, la izquierda había cambiado el perfil de los cerca de 72.000 cargos locales -los llamados "grandes electores"- encargados de elegir a la mitad de los senadores este domingo. Ciento setenta de los 348 escaños del Senado estaban en juego en unos comicios indirectos, atribuidos por mayoría o de forma proporcional según la circunscripción.

El presidente del Senado es la segunda personalidad en importancia del Estado francés, pues reemplaza al presidente en caso de incapacidad y está presente junto al jefe del Estado en todos los actos institucionales. El Senado francés nació en 1795 aunque su forma actual data de 1958, cuando se creó la V República. Desde ese año, la cámara siempre estuvo dominada por los conservadores. Su composición se renueva por mitades cada tres años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios