www.diariocritico.com
Llegó la hora del patriotismo, señor Rajoy

Llegó la hora del patriotismo, señor Rajoy

jueves 17 de mayo de 2012, 09:42h
¡Por fin! Aunque pareciera que le doliera el alma mientras lo decía. Aunque haya tenido que esperar a que la prima de riesgo superara los 500 puntos. Aunque Elena Valenciano le mirara por detrás como si estuviera a punto de romper la vajilla de cristal repujado. Aunque lo haya planteado con rodeos, como la necesidad de un consenso y no como lo que se necesita claramente, un pacto de Estado. Pero la cuestión es que dio el paso y ahora es sólo cuestión de empujarle, como hace hoy el editorial del diario El País, para que no se arrepienta. Porque finalmente, el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, planteó ayer en el Congreso la oferta de un acuerdo político con el Gobierno para enfrentar la gravísima crisis económica. Como dice el viejo refrán, más vale tarde que nunca.

Ahora la pelota está en el campo del Presidente de Gobierno, Mariano Rajoy. En su respuesta parlamentaria al planteamiento de Rubalcaba, pareció que contestaba afirmativamente, pero sin estar convencido del todo. En otras palabras, dio la sensación de estar medio sorprendido, como si no tuviera otra cosa que un guión tradicional para responder a las críticas centrales que el PSOE le iba a hacer. Así que cuando el principal partido de la oposición le tiró el guante del acuerdo, no tuvo reflejos suficientes y prácticamente balbuceó, dejándolo caer.

Por esa razón, la ciudadanía y los medios de comunicación más conscientes no pueden, no podemos, dejar pasar la situación creada al respecto como si fuera un fleco más de la frondosa coyuntura. La opinión pública, que ha venido inclinándose progresivamente hacia la convicción de que es necesario un pacto de Estado para enfrentar mejor la crisis, debe fijar este hecho político y exigir una actuación consecuente del Gobierno y de la oposición, pero sobre todo del Presidente de Gobierno.

Mariano Rajoy debe abandonar de una vez esa actitud medio autista que ya le perjudica abiertamente, si es que en algún momento le sirvió para paliar el desgaste. Ahora ya le han propuesto un acuerdo político y no es posible que siga mirando para el ciprés. De manera insoslayable, ha llegado el momento de probar el patriotismo que reclama de otros.  Hacer oídos sordos o minimizar la propuesta de un acuerdo entre las fuerzas políticas, comenzando por las principales, sería una muestra palpable de que el PSOE tiene razón cuando le acusa de estar sesgado ideológicamente cuando adopta las medidas duras, que el Presidente de Gobierno considera absolutamente necesarias. En otras palabras, si Rajoy deja caer el ofrecimiento en saco roto estará evidenciando que pone los intereses partidarios por encima de los intereses nacionales.

El primer paso a dar en la dirección del acuerdo es la convocatoria de la oposición, si se quiere comenzando por el principal partido, para revisar conjuntamente la situación y examinar que asuntos tienen ya un consenso más fácil. Este primer paso debe entenderse solamente como el inicio de un proceso para ir consiguiendo acuerdos inmediatos, hasta lograr un pacto de Estado para una política por la estabilidad, el crecimiento y el empleo. Dicho de otro modo, comenzar a caminar juntos debe entenderse como un camino sin retorno, al menos hasta que el país se aleje considerablemente del abismo. Porque, desde luego, los que nos llamaron alarmistas cuando hace meses dijimos que ya sentíamos el vértigo del precipicio, hoy deberían aceptar que eran simplemente optimistas mal informados.
En fin, don Mariano parece que estamos en el momento de mostrar el verdadero coraje que hace falta para labrar el consenso. Debe usted recoger el guante que tiene delante. Llegó la hora del patriotismo, señor Rajoy. Ahora veremos quién es quién.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios