www.diariocritico.com
2012 Rajoy: La inocentada

2012 Rajoy: La inocentada

jueves 27 de diciembre de 2012, 20:16h
Un grupo de radicales exaltados ha tomado el control de las instituciones. Se trata de una minoría marginal muy violenta, dispuesta a lo que sea necesario para cumplir sus objetivos. Muchos de ellos son delincuentes, o cómplices de delincuentes, que no dudan en cambiar las leyes para así eludir la cárcel o saquear las cuentas públicas sin interferencia policial. 

Este peligroso grupo de personas amenaza además desde sus propios púlpitos con el caos absoluto si no continúan satisfaciéndose sus peticiones. 

¿Piensa usted que es una inocentada?

Según el INE (Instituto Nacional de Estadística) cada tres horas se suicida un español.

La reforma laboral deja la mayor tasa de paro de nuestra historia desde que existen datos. Las pensiones se congelan, o suben menos de lo que sube el IPC, mientras los jubilados tratan de dar de comer con su pensión a hijos y nietos. 1.738.000 hogares tienen a todos sus miembros en paro (El 10% del total). Más de 2.000.000 de desempleados están ahora mismo sin ninguna prestación.

La generación mejor preparada de nuestra historia se va del país. Más de 55.000 españoles emigraron en lo que va de año en busca de trabajo. 

Pagamos más impuestos que nunca, para satisfacer las necesidades económicas de una banca dirigida en su mayor medida por afines a este y al anterior gobierno. Sólo mencionaré algunos nombres propios: Bankia, Caja de Ahorros del Mediterráneo, Caja Castilla la Mancha, etc.  La mayoría de sus consejeros cobra más de lo que ha cobrado usted en la vida.

También se me permita destacar el indulto a banqueros que violan la ley. Hablo del caso concreto de Alfredo Sáenz del BSCH, o Banesto, o BBVA....  (Ha pasado por todos ellos) Por cierto, ¿Sabe usted quien le presta el dinero a los partidos políticos para sus campañas?

Mientras ellos se llevan nuestro dinero, (el de nuestros impuestos) Nos imponen "austeridad" al tiempo que usan a la policía para echar a la gente de sus casas.  La reforma de la ley hipotecaria ampara a menos del 20% de los afectados, en un país que tiene más de 300 desahucios diarios.

La reforma educativa deja fuera del sistema a los estudiantes más pobres. No hay dinero para pagarles los estudios, pero sí para pagarle un sueldo a la mujer del ministro Wert, que es ahora tertuliana en los desayunos de TVE. Ni la "primavera valenciana" ni la "marea verde" han conseguido mover un ápice la postura del señor ministro. 

La electricidad no para de subir. Sin embargo, las eléctricas son privadas. (Parece que privatizar no fue la solución)  ¿Podría usted vivir sin electricidad? Algo de eso deben pensar sus dueños, consejeros, y asesores... entre los que está Aznar, que casualmente es asesor en Endesa, la empresa que él mismo privatizó, o de Guindos, que también estaba en Endesa, en el comité de nombramientos y retribuciones, hasta que lo dejó para ser ministro. 

La reforma sanitaria, deja sin cobertura médica a miles de personas "sin papeles", ha impuesto el copago de los medicamentos, de las ambulancias, de las prótesis, de las muletas, etc, etc... todo, mientras le suben los impuestos (aquellos que antes servían para pagar todo esto, y que ahora se embolsan manos privadas a través de la banca)

En Madrid, (como en casi toda España) los recortes en sanidad aprobados para el año que comienza obligarán al cierre de secciones hospitalarias por falta de personal, (como en el Severo Ochoa de Leganés) mientras se plantea su privatización. Un nuevo negocio en que política y dinero van de la mano.  (Como el de la privatización de las eléctricas) ¿Podría usted vivir sin cobertura médica? Eso mismo deben pensar quienes ven el beneficio en privatizarla.

Es común encontrarnos a exministros, expresidentes o exaltos cargos del gobierno con generosas retribuciones en grandes empresas privatizadas. Zaplana en Telefónica, Felipe González en Gas Natural, Boyer en Red Eléctrica, Solbes en Enel (que es dueña del 92% de Endesa), y así un largo etc.

Los mismos que nos imponen la austeridad se gastan nuestro dinero.

¿Comprarían ustedes algo que no es rentable? 

También los jueces se quejan del señor Gallardón,  y sus tasas que discriminan el acceso a la justicia en función de la renta. (¿Justicia solo para ricos?) Mientras que la reforma del código penal plantea meter en prisión a quien difunda protestas (Usted podrá quejarse siempre que no se lo diga a nadie) y endurece penas, sin atacar las causas de las mismas.

La violencia es usada sin ningún pudor desde las propias instituciones para imponer la obediencia a los designios de quienes las manejan, y acallar a quienes protestan contra ellos. 

La "primavera valenciana" y el escándalo internacional que suscitó  el uso de la violencia policial ordenada por el gobierno contra quienes se quejaban fueron sólo el comienzo del año que ahora acaba.

El 19 de Junio (Jueves para más señas),  los antidisturbios barrieron el centro de Madrid, y muy especialmente el distrito de las letras, donde miles de personas disfrutaban del ocio nocturno de la capital. Ni una sola sanción por sembrar el caos más absoluto.

Tras los sucesos del 25S, se premió con medallas pensionadas a los responsables del operativo de antidisturbios por mandar a más de cien personas al hospital. Ni una sola sanción a quienes abrieron fuego con bolas de goma en el interior de Atocha. Las mismas bolas que mataron a una persona esta primavera en Bilbao, y que han dejado a no poca gente tuerta. 

Vivimos el mayor robo de nuestra historia, acometido por la fuerza, con la complicidad, apoyo, o participación de los mismos que nos gobiernan.

¿Inocentada? Júzguelo usted mismo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.