www.diariocritico.com

Tiranteces en la celebración socialista del 28-O

La celebración del 25º aniversario de la victoria socialista en 1982, más conocida por su fecha, el 28-O, quedó marcada por las ausencias y las pocas palabras entre los dirigentes de antes y ahora en el PSOE. En Ferraz, como ya se sabía, no estuvo Felipe González ni Zapatero, el presidente de entonces y el de ahora. El segundo, además, estuvo en Barcelona visitando las obras del AVE. El primero, más protagonista en esta celebración, básicamente no estuvo porque no quiso coincidir con su ‘segundo’ en esos tiempos, Alfonso Guerra.

Fue, en definitiva, una celebración bastante deslucida. La gran tensión interna también se vivió, por ejemplo, con reencuentros como el de Guerra con Manuel Chaves. No es que se lleven precisamente muy bien. De hecho, ni se hablaban en esta cita y hubo entre ellos demasiados saludos forzados y estuvieron evitándose bastante durante la cita.

Y así fue como una fiesta que era la de todos los socialistas, se convirtió en una triste fiesta, aunque parezcan dos términos opuestos que nunca se pueden unir en una misma frase. Y es que poner buenas caras forzadamente es lo que tiene…

De todas maneras, el día 1 de noviembre, en el Palace, el protagonismo no lo van a tener ellos dos, Guerra y Chaves, sino los mencionados Felipe y Zapatero, que van a hacer una especie de nueva conmemoración, ya más lucida.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios