www.diariocritico.com

Supuestamente víctimas del padre de los pequeños

Centenares de personas despiden a los niños y la abuela asesinados en Manzanares

sábado 13 de abril de 2013, 19:02h

 Centenares de personas han abarrotado este sábado la parroquia de la Asunción de Manzanares (Ciudad Real) para dar el último adiós a los niños y la abuela que presuntamente han muerto por los disparos ocasionados un arma de fuego por parte del padre de los menores, quien posteriormente se suicidó.

 

 A la ceremonia, en la que muchas personas se han quedado fuera de la parroquia porque no cabía más gente, ha asistido la Corporación Municipal en pleno así como otros representantes políticos de la provincia como el presidente de la Diputación de Ciudad Real, Nemesio de Lara, quien ha acudido a título personal desde La Solana junto a su familia.

   Según han explicado algunos de los asistentes al funeral, en el que se han vivido escenas de dolor ante los tres féretros, el sentimiento generalizado entre los manzanareños de "estupor" al pensar que un padre "pueda cometer tamaña barbaridad".

   Quien no ha asistido al funeral, o al menos no se ha dejado ver en ningún momento, ha sido la madre de los menores, quien se ha quedado en el tanatorio municipal recibiendo atención psicológica por parte de miembros de Cruz Roja, por lo que quienes han recibido el pésame de los asistentes han sido los familiares de la abuela y los tíos de los niños.

   Mientras se estaba celebrando el entierro de los menores y de su abuela en Manzanares, ha tenido lugar a la misma hora el entierro del padre de los niños en la vecina localidad de Membrilla de la que era natural.

El Manzanares Fútbol Sala, equipo en el que jugaba el menor de 14 años fallecido, ha homenajeado al joven, que era capitán el equipo, en el encuentro contra el Melilla.

El Ayuntamiento de la localidad ha convocado un pleno extraordinario para el lunes a las 20 horas tras los hechos ocurridos este viernes. 

 

Las primeras líneas de investigación apuntan a que el padre --A.C.A de 45 años-- habría provocado la muerte por medio de los disparos hechos con una arma de fuego de sus dos hijos menores --A.C.S de 14 años y J.C.S de 5 años-- y de su suegra --C.C.C de 70 años--.

Según las declaraciones de algunos vecinos, la abuela de los niños le había comentado a una amiga que existían problemas en el núcleo familiar, por lo que la madre se marchó a Gijón --lugar donde conoció el trágico suceso-- tras una fuerte discusión mantenida la pasada Semana Santa.

   De esta manera, la mujer quería evitar el ambiente que se vivía en la casa, y según han precisado desde el entorno familiar, la madre había valorado separarse de su marido.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios