www.diariocritico.com

Apretada agenda del monarca

Progreso compartido: crónica del viaje del Rey a Marruecos (Javier Fernández Arribas, enviado especial)

Progreso compartido: crónica del viaje del Rey a Marruecos (Javier Fernández Arribas, enviado especial)

miércoles 17 de julio de 2013, 07:46h
El rey Don Juan Carlos ha recalcado hoy la apuesta por una asociación estratégica con Marruecos que permita un progreso compartido durante la inauguración del Encuentro Empresarial hispano-marroquí, uno de los actos más relevantes de su visita de trabajo a Marruecos junto con el encuentro bilateral con el rey Mohamed VI celebrado esta tarde en el Palacio Real de Rabat.
El rey de España ha comenzado la jornada con un acto de homenaje en el mausoleo Mohamed V con la participación de los 9 ex ministros de asuntos exteriores vivos de la democracia (menos Fernando Morán, por delicado estado de salud) como muestra de la voluntad decidida de continuidad en las relaciones entre ambos países con una política de Estado que esté por encima de los vaivenes políticos.

Esta determinación de estrechar aún más las relaciones entre España y Marruecos la ha subrayado el monarca español ante un grupo de los empresarios más representativos de Marruecos y de España a los que ha asegurado que los dos gobiernos han sentado las bases de una nueva asociación estratégica que "debe elevar el nivel de nuestras relaciones a un nuevo estadio, a través de un diálogo político reforzado, de un nuevo partenariado económico y de una ambiciosa agenda de contenido social y cultural". El vehículo para ir desarrollando todas las iniciativas son las reuniones de alto nivel que en el mes de octubre se va a celebrar en Madrid y será donde los dos gobiernos recojan algunos de los sustanciosos frutos que se han estado trabajando en esta visita real. Previamente, se va a celebrar, también en Madrid, el II Foro Parlamentario hispano-marroquí y un Foro Económico  empresarial en Barcelona.
 

El ejemplo marroquí
 
Don Juan Carlos ha puesto como ejemplo de apertura y de estabilidad al Reino de Marruecos "tras las reformas emprendidas bajo las orientaciones de Su Majestad y la aprobación de la nueva Constitución, un ejemplo muy valioso de apertura y de estabilidad. Una apertura y una estabilidad que redundan de manera positiva en el contexto regional y en el de nuestras relaciones bilaterales". Y en ese contexto, el rey ha resaltado la labor de los empresarios españoles y marroquíes que "que vienen hoy con una apuesta común: la de aprovechar la oportunidad que se abre ante los Reinos de España y de Marruecos de crear juntos un espacio de prosperidad compartida" en un momento, ha puntualizado Don Juan Carlos que "los últimos años han puesto a prueba la resistencia de nuestro tejido económico y social. Nuestros dos Gobiernos tienen en común la firme determinación de tomar las medidas precisas en un contexto muy difícil".
 

Creación de empleo
 
A continuación, el monarca ha resaltado la decida voluntad de los gobiernos de los dos países de promover la internacionalización de sus empresas "estoy convencido de que así podremos crear bases sólidas para impulsar la recuperación y el crecimiento y ello redundará en la generación de empleo y en un mayor bienestar para nuestros pueblos"  porque teniendo en cuenta la situación internacional "toda liberalización es un reto y exige contar con aliados de confianza para aprovechar conjuntamente las oportunidades que exige un entorno más globalizado y competitivo".
Una confianza que en estos meses se ha traducido en un incremento notable de las relaciones económicas y comerciales entre los dos países  con un apoyo claro en la Unión Europea de España a Marruecos.
 

Integración del Magreb
 
 Sin mencionarlo, el rey ha abogado por la solución de delicados conflictos en la zona al afirmar que "también debemos seguir apoyando el objetivo de la integración del Magreb para que esta región de cien millones de personas pueda, como en el caso del proceso europeo, impulsar la generación de la mayor prosperidad y estabilidad". Una integración que sólo sería posible con una solución del problema del Sáhara Occidental.

Después de glosar las virtudes de las empresas españolas en distintos sectores y la colaboración con Marruecos en diferentes campos relevantes y otros que se pueden culminar como en enlace fijo en el Estrecho de Gibraltar, el monarca ha abogado por  "crear una zona de prosperidad compartida en el Mediterráneo Occidental, en la que nuestros países puedan desempeñar un papel destacado".

La conclusión del discurso del rey ha sido clara y rotunda "tenemos ante nosotros la posibilidad de generar crecimiento y empleo si sabemos aprovechar el potencial de nuestra asociación estratégica, afrontando los desafíos, reforzando nuestro diálogo en el ámbito económico y dando respuesta a las oportunidades que la globalización nos ofrece". 

Todos los empresarios participantes, entre ellos la presidenta de la patronal marroquí han resaltado las oportunidades de colaboración que se abren en todos los sectores y la necesidad de sentar las bases y acuerdos para desarrollar las relaciones en todos los ámbitos.
Después de la primera parte del encuentro empresarial el rey visitó el stand de Marca España instalado en el hotel Sofitel de Rabat y otro dedicado a un excelente libro, "Economía", editado por Jerónimo Páez, elaborado por el grupo español de Analistas Económicas Internacionales y por el grupo marroquí Public Affairs& Services de Hassan Alaoui y patrocinado por la Fundación Telefónica que recopila todos los datos de las relaciones entre España y Marruecos.
 

Presencia ministerial: fantasma Bárcenas
 
La delegación ministerial española estaba formada por los titulares de Asuntos Exteriores y de Cooperación, de Interior, de Justica, de Fomento y de Industria, que han mantenido diversos contactos con sus homólogos marroquíes para analizar la situación en distintos aspectos e intentar avanzar en otros. Solo el ministro de Industria, José Manuel Soria, ha querido comentar lo que estaba en boca de todos los presentes, tanto españoles como marroquíes, que es la situación creada por las revelaciones del caso Bárcenas, diciendo que el presidente Mariano Rajoy va a continuar realizando las reformas que tiene que hacer para mejorar la economía y no entra en la estrategia de la oposición que amenaza con presentar una moción de censura contra un presidente cuya figura, según el ministro Soria, "está muy fuerte". El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, evitó en todo momento el contacto con los medios de comunicación.
El fantasma Bárcenas también sobrevolaba el interés de algún empresario, como José Miguel Villar Mir, quien, sin esconderse en ningún  momento, ha negado haber dado dinero a partidos políticos pero sí ha reconocido haber donado cantidades a fundaciones e instituciones.
 

Encuentro de los dos reyes
 
Por la tarde, Don Juan Carlos y Mohamed VI  han mantenido una reunión de una hora de duración donde han abordado los temas de interés entre ambos países que ellos se encargan personalmente de supervisar. A continuación, en la Biblioteca Nacional de Rabat han inaugurado una exposición "25 años de cooperación arqueológica hispano-marroquí" y se ha procedido a la entrega de una copia digitalizada de unos manuscritos árabes de la biblioteca de El Escorial de Patrimonio Nacional.

La jornada ha finalizado con una cena oficial ofrecida a unos 600 invitados por parte de Mohamed VI a la que han asistido todos los integrantes de la delegación española, incluso algunos de los empresarios que esta mañana asistieron a la reunión del Comité de Competitividad convocado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y que no ha sido ni bien recibido ni entendido en algunos ámbitos del entorno del rey Don Juan Carlos.


- Un rey esforzado: crónica del viaje de Don Juan Carlos a Marruecos (Javier Fernández Arribas, enviado especial)


Lea también:
- El Rey viaja a Marruecos con cinco miembros del Gabinete de Rajoy y nueve ex ministros de Exteriores
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios