www.diariocritico.com

El gran beneficiado es IU, que obtendría un 11,6% frente a los 6,9% de 2011

El caso Bárcenas erosiona a Rajoy: el PSOE, por primera vez, podría ganar unas elecciones

El caso Bárcenas erosiona a Rajoy: el PSOE, por primera vez, podría ganar unas elecciones

domingo 08 de septiembre de 2013, 12:44h
El PSOE ya ha alcanzado al PP en previsión de voto, según el sondeo que Metroscopia ha realizado para EL PAÍS . Con una hipotética participación del 62% (casi nueve puntos menos que en las anteriores generales), el PSOE obtendría el 30,5% de los votos, frente al 30,1% del PP, que cae 14,5 puntos desde las elecciones generales de 2011, mientras que el PSOE solo ha recuperado 1,8 puntos.
La fidelidad de voto del PP está en 38%. Los datos del sondeo reflejan la constante pérdida de apoyo al bipartidismo o la suma de estimación de voto de los dos grandes partidos. En las pasadas elecciones generales la suma de votos de PSOE y PP fue del 73,3%, y ahora solo alcanza el 60,6%. Los beneficiados son IU, que pasa del 6,9% de votos conseguidos en 2011 al 11,6% en la actualidad, y UPyD, que alcanzaría hoy el 9% frente al 4,7% logrado hace dos años.

Por otra parte, EL PAÍS destaca que casi dos de cada tres votantes del PP creen que el partido no colabora con la Justicia en el esclarecimiento del caso Bárcenas, y el 73% considera que no es acertada la decisión de apartar el caso de la agenda política. Respecto a la situación económica española, el 70% de los encuestados entiende que el paro seguirá igual o incluso será más alto. El 59% de los ciudadanos entiende que la crisis ya ha tocado fondo, pero en el mismo porcentaje considera que la recuperación va a ser lenta, y un 32% sostiene que la situación aún va a empeorar en los próximos años.

Cataluña y el resto de España censuran la actitud de Mas y Rajoy

El 83% de los catalanes y el 56% del resto de los españoles consideran que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no ha afrontado de manera adecuada el planteamiento soberanista del Gobierno catalán que preside Artur Mas. Incluso entre los votantes del PP se produce un empate entre los que aprueban la actuación de Rajoy y los que la suspenden. En el caso de Mas, el 51% de los catalanes considera desacertado su planteamiento soberanista -mientras cuatro de cada diez encuestados lo aprueban-, un planteamiento que es rechazado por el 72% en el resto de España -donde lo aprueba un 15%-. El 55% de los catalanes piensa que es muy difícil o casi imposible un pacto que evite la ruptura, mientras que en el resto de España es pesimista el 39% y un 55% de la población aún no confía en el pacto. La hipótesis de que España tuviera que dejar de ser un Estado autonómico para pasar a ser un Estado federal para resolver el tema de Cataluña, es aceptada por el 50% de los catalanes y satisface al 40% del resto de españoles.

El 54% de los catalanes cree que la independencia sería buena para Cataluña, mientras que una mayoría del 19% del resto de españoles opina lo contrario. Sin embargo, en ambos casos es ampliamente compartida la idea que la secesión resultaría perjudicial para el resto de España (64% en el resto de los catalanes y 70% en otras comunidades). El 55% de los catalanes cree que tiene derecho a decidir de manera unilateral, si quiere seguir o no en España, frente a un 41% que considera que una decisión así debe tener en cuenta también la opinión del resto de España. Entre el resto de españoles, el 73% es contrario a esa acción unilateral. La encuesta recoge que, en un hipotético referéndum, un 49% de catalanes votaría "en principio" a favor de la independencia (frente a un 36% que votaría en contra). En el supuesto de que la independencia comportase la salida de Cataluña de la UE, un 44% se muestra contrario a la secesión, aunque el 41% seguiría defendiendo el sí a la independencia.

Si se celebrase un hipotético referéndum en Cataluña y ganase el sí a la independencia, el 35% de los ciudadanos fuera de esa comunidad considera que habría que pedir al Gobierno central que negociara un nuevo marco constitucional más favorable a Cataluña para que prefiriera seguir perteneciendo a España. Tres de cada diez encuestados responde que ese eventual resultado debería ser rechazado y que el Gobierno debería utilizar todos los medios y recursos posibles para evitar la secesión. El 27% del resto de España aceptaría el resultado, opción que suscriben los catalanes en un 48%. Un 39% de los catalanes pediría negociar un encaje de Cataluña en España más favorable pero sin independizarse, y solo el 10% optaría por rechazar el resultado. Los votantes del PP en un 50% se decantan por un escenario de mano dura, mientras entre los del PSOE un 44% pediría diálogo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

7 comentarios