www.diariocritico.com

Se habían detectado casos de la enfermedad en la zona

Investigan "algunos" casos de silicosis en una empresa de Guadalajara

jueves 26 de septiembre de 2013, 18:46h

La Inspección de Trabajo de la Seguridad Social investiga la detección confirmada ya desde la Junta de Castilla-La Mancha de "algunos" casos de silicosis en la empresa Caobar de Taracena (Guadalajara).

Hace algún tiempo que algunos vecinos de Taracena muestran su preocupación por las emisiones de polvo que salen de la fábrica y que se mete en sus casas, así como por el ruido y vibraciones, llegando a presentar a constituir una Plataforma, y también por lo que esto pudiera estar causando en los trabajadores.

   También algunos trabajadores, aunque no públicamente, han mostrado cierto desasosiego, según han confirmado fuentes sindicales.

   Desde el Gobierno regional han confirmado lo que ya era un rumor en la zona, la existencia de "algunos" casos de esta enfermedad de los pulmones, considerada profesional y, al parecer, causada por respirar polvo que contiene partículas pequeñas de sílice cristalina.    

   Aunque de momento desde la Junta no ha desvelado de cuantos casos se podría estar hablando ni la fecha de detección de los mismos, si han indicado que han sido los Servicios Periféricos de Sanidad en Guadalajara los que "dieron cuenta de esto a través del Observatorio de Control de Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social".

Varias investigaciones en curso

   Las mismas fuentes han señalado que la investigación de dichos casos es competencia de Trabajo de la Seguridad Social, si bien, desde la Junta también se lleva a cabo una investigación paralela en cuanto a las emisiones de partículas al medio ambiente.

   La Consejería de Fomento de la Junta, a través de la Dirección General de Minas, ha solicitado asesoramiento técnico al Instituto Nacional de Silicosis y la valoración de las patologías detectadas en los trabajadores de Caobar.

   Hace ya dos años que se requirió a la empresa el cumplimiento de una serie de requisitos, dándosele un periodo de adaptación para reducir las emisiones al exterior, y el plazo ha terminado, por lo que se supone que próximamente tendrán que emitir un informe. En ese informe deberán figurar las actuaciones que la empresa debía haber llevado, es decir, las medidas para seguir funcionando.

   Para que la empresa pueda seguir con su actividad debe llevar a término una serie de controles de los valores límite de emisión de determinados contaminantes así como realizar mediciones en los focos de emisión y medidas de autocontrol, en unos casos con carácter bienal, otros, trienal, en función del tiempo de contaminante.

   Además, en este tipo de empresa también se deben realizar medidas de autocontrol que deben comprender la realización de autocontroles en los niveles de inmisión. En esta fábrica, asentada en Taracena, trabajan en la actualidad medio centenar de trabajadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios