www.diariocritico.com
Numerosas ausencias, y muchos corrillos, en el 'teatrillo' del 35 aniversario de la Constitución

Numerosas ausencias, y muchos corrillos, en el 'teatrillo' del 35 aniversario de la Constitución

viernes 06 de diciembre de 2013, 11:11h
Como estaba previsto: ni nacionalistas ni la izquierda real acudieron al Congreso a celebrar el 35 aniversario de la Constitución española. Pero asistió ninguno de los ex presidentes del Gobierno, ni 12 de los 17 presidentes autonómicos: sólo estuvieron allí María Dolores de Cospedal; Luisa Fernanda Rudi; Alberto Fabra; Ramón Luis Valcárcel, y Paulino Rivero. Y, además, hubo mucha menos asistencia en general que otros años y finalmente el cóctel no fue servido por Arturo, que aún tiene la concesión de la cafetería del Congreso hasta enero de 2014, sino por el Hotel Ritz.


Vea el especial 10º Aniversario de Diariocrítico: 'La reforma de la Constitución, a debate'
Ha sido éste un 35 aniversario de la Constitución un poco menos rimbombante que en otros años sin números tan redondos: los ex presidentes del Gobierno aún 'hábiles' -Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero- han brillado una vez más por su ausencia en los actos previstos en la madrileña Plaza de Colón -izado de bandera- y en el recinto de la Carrera de San Jerónimo; Ausencias a sumar a la ya prevista de los nacionalistas y separatistas (desde BNG a Amaiur, pasando por ERC, PNV y CiU, y llegando a Compromís-Equo y Geroa Bai), y a la de la izquierda real.

Tampoco han asistido 12 de los 17 presidentes autonómicos, ni mucho menos alcaldes-presidentes de Ceuta y de Melilla. Y de entre los invitados, por el número de asistentes -'al peso'- es evidente que ha habido muchas, pero muchas faltas, porque había en esta ocasión centímetros libres en las respectivas salas del Palacio del Congreso en las que se celebra este evento cada 6 de diciembre.

La primera nota anecdótica del acto -que estuvo presidido por los presidentes del Congreso y del Senado, Jesús Posada y Pío García Escudero- la puso la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA): la diputada de IU por Madrid Ascensión de las Heras se acercó al Congreso, pero no para sumarse a la recepción institucional, sino para denunciar ante los periodistas que la Carta Magna no se cumple, como ya hizo en el Senado en la pasada edición el presidente del grupo, Cayo Lara: "La Izquierda Plural no participa de este teatrillo" porque considera que la Carta Magna de 1978 es "la Constitución de la monarquía, del bipartidismo, de la troika y de los mercados". Y se dio media vuelta y se fue.

Tampoco este año el cóctel que se ofrece tras el discurso oficial del presidente del Congreso, Jesús Posada, fue servido por el grupo Arturo, que es quien ostenta hasta enero de 2014 la concesión de la cafetería de la Cámara Baja: lo ha servido en esta ocasión el contiguo Hotel Ritz, con exquisiteces, sí, pero más bien pequeña cantidad de viandas.

Los corrillos: digan lo que digan...

Lo más interesante, como siempre, fueron los 'corrillos periodísticos'. Los más buscados, naturalmente, fueron el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien, por cierto, este año ha ganado el premio al mejor montaje: hizo el corrillo con todos sentados en una amplia mesa, así todo el mundo podía escucharle. Algo difícil de lograr -él oír lo que decía- con el presidente del Gobierno y con su vicepresidente, Soraya Sáenz de Santamaría, rodeados -literalmente- de periodistas.

Rubalcaba estuvo interesante en su corrillo: reveló que habla mucho con Rajoy y que 'casi siempre' le habla de la reforma de la Constitución; habló de lo 'pirado' que está Cristóbal Montoro y del lío que ha montado en Agencia Tributaria, donde ha hecho una auténtica 'caza de brujas' y para lo que el PSOE va a pedir una comisión de investigación; confirmó que los sondeos de José Félix Tezanos sobre la recuperación del PSOE son ciertos y que en las europeas de mayo de 2014 va a haber menos abstención porque se van a movilizar, curiosamente, los antieuropeos, y comentó, respecto a la reforma constitucional que él mismo preconiza, que una dirigente del PP -es decir, Luisa Fernanda Rudí- le había dicho que CiU ha roto el jarrón -de la Constitución- y que ahora nos toca a nosotros "recomponerlo". Es decir, que su idea de reforma la ley de leyes parece que está siendo asumida por el PP.

Rajoy, en sus corrillos, fue menos metódico: es más dado a hablar del mar y de los peces, pero tuvo que reconocer que sí, que Rubalcaba le ha hablado de la reforma de la Constitución y que él no se cierra en banda, pero que hay que saber qué se quiere reforma y con quién se cuenta. Incluso estuvo optimista en el lado económico: dijo que vamos a crecer este trimestre entre 0,2 y 0,3 puntos.

La vicepresidenta Sáenz de Santamaría se esforzaba en otro corrillo por convencer a la prensa de que lo de la Agencia Tributaria es algo normal: que no es que Montoro esté 'pirado', como dice Rubalcaba, sino que se trata de un simple ajuste y renovación pendientes desde el mes de junio; habló también de Cospedal y de lo 'contentos' que están con la sentencia sobre Bárcenas, porque, aunque Cospedal la ha perdido, le han dado la razón en que ha sido injuriada y difamada; y, en fin, reconoció que la polémica reforma del aún ministro Ruiz-Gallardón sobre el aborto no está aún en el índice del Consejo de Ministros, pero que... cualquiera sabe.

Hubo otros corrillos, como con Jesús Posada, que llegó a decir, para asombro de propios y extraños, que "yo, al federalismo, nunca le he dicho que no". Y puede ser, porque el muy federalista Pi y Margall escribió en 1876 que "el federalismo significa igualdad entre iguales"... y eso es justamente lo que no quiere la Cataluña de Artur Mas y de Oriol Junqueras. Por eso andaba tan dolida Cospedal, en otro corrillo, con el ex presidente Felipe González, que decía este viernes en un diario de Madrid que no puede ser igual una autonomía como la de Castilla-La Mancha que otra como Cataluña. Eso no es federalismo, según Pi y Margall.

Más radiante estaba Rosa Díez, muy acompañada del también diputado de UPyD Toni Cantó. Díez estaba realmente indignada con Montoro y lo que está haciendo en la Agencia Tributaria: tanto que augura que habrá 'traca' este miércoles en el Congreso, en la pregunta que le va a hacer a Rajoy en la sesión de control. Por cierto, que Rubalcaba confirmó que va a pedir una comisión de investigación al respecto. El PP le dirá que no, pero por pedir que no quede.


Lea también:

- Aniversario de la Constitución: 35 años de una Carta Magna que muchos quieren cambiar a fondo
- Rajoy lanza en vídeo un mensaje sobre la conveniencia de mantener tal cual la Constitución
- El Gobierno se enroca: no habrá reforma constitucional, pero sí 'recortes de derechos', por M.Á.M.
- Todos quieren reformar la Constitución, pero muchos se lo callan, por Fernando Jáuregui
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.