www.diariocritico.com

Intensa agenda la que le están cerrando al presidente del Gobierno

Rajoy se 'moviliza': se dejará ver 'físicamente' dentro y fuera de España... sin pantallas de plasma

Rajoy se 'moviliza': se dejará ver 'físicamente' dentro y fuera de España... sin pantallas de plasma

lunes 20 de enero de 2014, 12:08h
El 25 de mayo se inicia el ciclo electoral en España con los comicios al Parlamento Europeo. Las siguientes elecciones serán, posiblemente, en Cataluña, a finales de año, y luego en mayo de 2015 las municipales y autonómicas y a finales de año las generales. Pero la precampaña de todas ellas ya está en marcha, y en Moncloa han decidido que Rajoy tiene que salir del plasma y patear más los foros internacionales y la propia calle y le están cerrando una agenda relativamente apretada.
Para empezar, este miércoles, 22 de enero, Mariano Rajoy tiene una obligada comparecencia en el Congreso de los Diputados para, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 203 del reglamento, informar sobre el Consejo Europeo celebrado los días 19 y 20 de diciembre pasado en Bruselas. Es una cita habitual tras un Consejo Europeo, pero en este caso se convertirá en una toma de temperatura política: se espera que la oposición se lance en tromba contra el Gobierno, lo cual se acrecentará seguidamente en la sesión de control al Ejecutivo, primera que se celebra este año.

Pero más allá de esa obligada cita parlamentaria, este mismo sábado 25 de enero Rajoy dará la cara en Cataluña, y lo hará cerrando en Barcelona la Convención Regional del PP de Cataluña, es decir, el espaldarazo que necesita el liderazgo de Alicia Sánchez-Camacho en el momento más complicado de las relaciones entre la Generalitat de Artur Mas y el Estado. Nadie duda de que el referéndum no se celebrará y que a Mas no le quedará más remedio que convocar elecciones anticipadas -¿para finales de noviembre?-. Pero antes, el 25 de mayo, están los comicios al Parlamento Europeo y los resultados en Cataluña pueden ser fundamentales para las expectativas del PP.

La 'aparición' física de Rajoy en Barcelona se plantea como un punto de inflexión para un cambio en la estrategia del PP: a partir de ahora hay que pasar a la 'ofensiva' para contrarrestar los mensajes y campañas la oposición en general, que ya se están movilizando a sus bases para que a su vez movilicen a la ciudadanía. Qué duda cabe que el primer objetivo es la prueba de fuego de las europeas de mayo, de cuyos resultados van a depender muchas cosas.

Pero después de la Convención de Barcelona, Rajoy asistirá también a la Convención Nacional del Partido Popular que se celebrará los días 31 de enero y 1 y 2 de febrero en Valladolid, y por la que el PP quiere que 'desfilen' todas las 'tendencias' y 'valores' del partido. La incógnita aún es si se confirma la asistencia de José María Aznar, sobre todo en un momento que determinados personajes vinculados a FAES, como José Antonio Ortega Lara y Santiago Abascal, ha puesto en marcha una opción política que lo que hace es restar votos al PP... por su derecha.

En esta Convención Nacional, el Partido Popular presentará tres ponencias en las que se recogerán las ideas básicas a debatir: el PP intentará trasladar a la sociedad española propuestas para profundizar en la senda de la recuperación y pondrá en valor las reformas llevadas a cabo por el Gobierno de Rajoy. Además, también se presentará un Manifiesto Electoral que recogerá las líneas y directrices básicas del programa que el PP prepara para los comicios al Parlamento Europeo.

Y un poco más adelante, aunque aún si fecha cerrada, Rajoy visitará Euskadi para respaldar el discurso del PP vasco sobre el futuro la Comunidad Autónoma y el final de ETA. Esta visita está siendo concertada entre la presidenta de los populares vascos, Arantza Quiroga, y la Secretaría del presidente del Gobierno, y la misma se celebraría al margen de la entrevista que Rajoy tiene pendiente con el lehendakari vasco, el peneuvista Iñigo Urkullu, que se producirá en la Moncloa, aunque todavía sin fecha.
 
Entre medias, el debate sobre el estado de la Nación

Ahora bien, ente sus actos internos y la agenda internacional, Moncloa está intentando cerrar para la segunda quincena de febrero la celebración del debate sobre el estado de la Nación. La idea, según han confirmado a Diariocrítico fuentes gubernamentales, es que este debate anual se institucionalice en las mismas fechas. Y dado que el pasado año se celebró el 20 y 21 de febrero, Moncloa maneja para esta edición dos fechas posibles: el 18 y 19 o el 25 y 26 de febrero.

El PP concede una grandísima importancia a este debate, que se celebraría prácticamente en campaña electoral por las europeas y para frenar la ofensiva política que sobre todo la izquierda ha planteado contra las medidas de 'agresión social' que lleva dos años adoptado el Gobierno de derechas de Rajoy.

La agenda internacional

A partir de ahí, los actos de precampaña electoral se van a suceder, por lo que Rajoy va a ser convenientemente 'movilizado' en el interior de España. Pero paralelamente a todo esto, al presidente del Gobierno le están fijando una ardua agenda internacional, para dar también la batalla de la 'marca España' y de lo bien que va esto con su política de recortazos sociales por todo el mundo.

Esa agenda internacional se iniciará el lunes 27 de enero con la cumbre bilateral España-Italia. Son muchos los asuntos que aquí se debaten, lo que hace que esta cumbre tenga un carácter muy superior a las simples reuniones anuales. La agenda internacional de Rajoy ha tomado un cierto respiro al no asistir a la cumbre de Davos, por un lado, y al quedar cancelado el Consejo Europeo extraordinario que se iba a celebrar en febrero.

Esa cancelación ha permitido colocar otros actos en la agenda del presidente: el 11 de febrero, martes, asistirá a la cumbre bilateral con Turquía, a la que Moncloa concede también gran importancia, y en marzo, Rajoy presidirá la Reunión a Alto Nivel con Marruecos, una bilateral considerada fundamental por Moncloa.

En este periplo internacional, Rajoy asistirá el 6 y 7 de marzo al Congreso del Partido Popular Europeo (PPE), donde se deberá elegir oficialmente al candidato de la derecha europea para presidir la Comisión Europea. El candidato será, claro está, Jean Claude Junker, líder de los sociocristianos (CSV) luxemburgueses, según dan por hecho todas las fuentes.

El 24 de mayo asistirá en La Haya, con toda probabilidad, a la conferencia internacional de seguridad nuclear contra la escalada armamentística, y la agenda internacional da un salto, por ahora, hasta el 4 y 5 de septiembre, cuando asistirá a la cumbre de la OTAN en el País de Gales, y al 15 y 16 de noviembre, que participará en Brisbane, Australia, a la cumbre del G-20.
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios