www.diariocritico.com
El Gobierno evita respaldar la propuesta de Botella de crear 'manifestódromos' en las grandes ciudades

El Gobierno evita respaldar la propuesta de Botella de crear "manifestódromos" en las grandes ciudades

viernes 28 de marzo de 2014, 16:37h
La propuesta de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, de crear lugares específicos de manifestación en las grandes ciudades, conocidos vulgarmente como "manifestódromos", no ha calado en el seno del Ejecutivo. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó que el Gobierno "no ha reclamado ninguna posición jurídica ni se trabaja en ese sentido".

>> Fernández Díaz apoya la creación de un 'manifestódromo'
A lo más que llegó la vicepresidenta en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros es a señalar que el Gobierno "buscará preservar el derecho de manifestación" al mismo tiempo que se preservarán los derechos del resto de los ciudadanos que no se manifiesten. Para ello, añadió, se estudiarán "itinerarios que perjudiquen lo menos posible" a las personas que no compartan las protestas pero que se vean afectados por ellas ". Así, abundó  en la necesidad de encontrar el "equilibrio" para que el derecho de manifestación "cause los menos perjuicios posibles".

Violencia

Por otro lado, Sáenz de Santamaría fue taxativa a la hora de condenar la violencia y los actos de desorden público que se vivieron en Madrid el pasado sábado por la noche una vez finalizadas las "marchas de la dignidad". Sin hacer mención ninguna al fondo de estas reivindicaciones ni mostrar sensibilidad por las quejas de los ciudadanos, la vicepresidenta puso el acento en los hechos violentos para condenarlos y para asegurar, en reiteradas ocasiones, la misma frase: "la seguridad es la garantía de la libertad de todos".

En este sentido, solicitó al resto de formaciones políticas que no "maticen" a la hora de condenar la violencia porque esos actos violentos atentan contra "los derechos de todos, incluso de los que se manifiestan pacíficamente" y agregó que, dado que la violencia no tiene justificación en ningún ámbito,  "sería bueno que todos fuésemos claros en marcar las líneas rojas". Esto es, que la violencia no tiene cabida y que no se puede atentar contra los derechos de los demás. "La violencia debe tener la condena que merece", dijo, "y no es de recibo que a alguien le trituren su negocio".

Finalmente, Soraya Sáenz de Santamaría subrayó que "defender el derecho de manifestación es también evitar que los violentos conculquen ese derecho".


Lea también:

Botella pide que no se autoricen tantas manifestaciones en Madrid
Cifuentes y Ana Botella vuelven a la guerra con la batalla electoral de Madrid como fondo
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

5 comentarios