www.diariocritico.com
Aforados y desaforados

Aforados y desaforados

miércoles 09 de abril de 2014, 14:20h

Mientras que los ciudadanos de este país cada vez nos sentimos más desaforados ante las vicisitudes derivadas de la mala praxis política y víctimas de la corrupción desmedida de políticos y banqueros, éstos mismos; los políticos, se blindan de manera vergonzosa para impedir mediante el uso de la Ley que el estado de derecho les pueda tratar como al resto de los mortales, haciendo burla, escarnio y propaganda de que la Ley es igual para todos, menos para ellos.

La reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, impulsada por el ministro Gallardón, y aprobada hace pocas fechas por el Gobierno ha sido calificada desde las instancias jurídicas como un modelo "trasnochado" con el que se da un paso atrás y permite al poder político injerir en la independencia de los jueces.

Las cosas, evidentemente, no pasan porque sí, todo tiene un motivo, y para los avispados y desaforados españolitos de a pie, que de tontos no tenemos ni un pelo, se ve una maniobra claramente orquestada por los dos grandes partidos PP y PSOE para blindarse frente a tantos casos de corrupción que salpican la vida pública, y frenar la mano de la justicia ante la llegada de fechas electorales que podrían dar un vuelco en la opinión pública, según las corruptelas que se les puedan encontrar a sus candidatos o dañar la propia imagen de los partidos, mientras que los jueces reclaman más armas para luchar contra la corrupción.

En España hay unos 2.300 políticos aforados, de los que más de la mitad son diputados de Parlamentos autonómicos. Motivo por el que los 47 jueces decanos de España, que representan a cerca de 2.000 juzgados de base, han planteado a Carlos Lesmes, presidente del Consejo del Poder Judicial, limitar la figura del aforamiento, obtener nuevos instrumentos para luchar contra la corrupción y suprimir prerrogativas como las que permiten a determinados cargos públicos ser juzgados por tribunales superiores y poder contestar a las preguntas del juez por escrito.

El colmo del aforamiento y el malestar de los desaforados ha llegado incluso a la escena judicial. La jueza Mercedes Alaya, sigue luchando en solitario por impartir justicia y ha rechazado dividir la causa de los ERE en piezas separadas, a pesar de la insistencia de la Fiscalía Anticorrupción, por miedo o sospecha de que se le puedan perder las piezas del puzzle de los ERES por el camino.

Es cierto que la mayoría de los ciudadanos ni entendemos de Leyes ni tenemos capacidad de argumentar sobre muchas decisiones judiciales incomprensibles, pero no por ello somos tan "cortos" como para no ver los palos que se ponen en el camino de la justicia, cada vez que no interesa que ésta vaya más aprisa, dando pábulo al dicho de que quien hizo la Ley hizo la trampa.

Entretanto, nos levantamos cada mañana con noticias en la prensa que nos hablan de aforados, tapados, corruptos, y otra clase de elementos, mientras que en la calle los desaforados claman por las preferentes, por las cláusulas suelo, y en definitiva, por que se predique con el ejemplo de que la Ley, al menos en democracia, es igual para todos.

Ismael Álvarez de Toledo

Escritor y periodista

http://www.ismaelalvarezdetoledo.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios