www.diariocritico.com
La ya esperada ofensiva soberanista vasca tuvo su también esperada respuesta: cifras y negativas

La ya esperada ofensiva soberanista vasca tuvo su también esperada respuesta: cifras y negativas

> Sacan incluso números en la prensa de lo que la independencia le costaría a cada vasco

lunes 21 de abril de 2014, 07:59h
Se esperaba un discurso en este tono soberanista por parte del lehendakari, Iñigo Urkullu, en la celebración del Aberri Eguna (Día de la Patria). Su moderación no impidió volver al debate independentista y con las comparaciones con Cataluña por delante no podía ser una propuesta menos polémica de lo que ha sido. Ya ha tenido respuesta en la política y en los medios.

- Urkullu: "como nacionalista aspiro a la soberanía plena, pero, como lehendakari, defiendo un proceso gradual"
- El PNV aspira a una "nación vasca" en Europa con derecho a decidir "libre y democráticamente" su futuro
El lehendakari Iñigo Urkullu reclamó al Gobierno de Mariano Rajoy que dé pasos hacia el reconocimiento de una "nación vasca" en Europa, mediante un proceso de "diálogo, negociación, acuerdo y ratificación". Según explicó, la nueva relación de Euskadi con España debería sustentarse en un "modelo confederal", de soberanía compartida y bilateralidad basadas en el respeto a los derechos históricos. "España puede seguir diciendo que no, pero debería asumir que ya no es una. Los tiempos de una, grande y libre han pasado", proclamó.

Además, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, reclamó a Rajoy y al líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, que se impliquen en la búsqueda de un "nuevo modelo" de Estado que propicie la "convivencia" de "realidades nacionales" como Euskadi y Cataluña. "La Constitución no puede ser una jaula", afirmó ante los cientos de simpatizantes nacionalistas reunidos en el acto celebrado en Bilbao con motivo del Aberri Eguna. Ortuzar recordó a Rajoy y Rubalcaba que "la convivencia no se impone, se busca", y ofreció a ambos la "mano tendida" del PNV para conseguirlo, aunque aseguró que hasta ahora los líderes del PP y el PSOE han respondido con "el puño cerrado".

La presidenta del PP del País Vasco, Arantza Quiroga, calificó ayer de "trasnochado" el mensaje soberanista del PNV, ya que, según dijo, el nacionalismo "camina en dirección contraria a Europa" al empeñarse en levantar muros y fronteras. En declaraciones a RNE, Quiroga acusó al lehendakari Iñigo Urkullu de "aferrarse" al ideario nacionalista, sin tener en cuenta la pluralidad del pueblo vasco. "Todo esto que nos están diciendo de una Euskal Herria independiente en Europa es incompatible, y ellos lo saben. Y esto se está quedando cada vez más trasnochado", afirmó.

La red Indepentistak, apoyada por los partidos que forman la coalición EH Bildu -Sortu, EA, Alternatiba y Aralar-, celebró ayer el Aberri Eguna con una multitudinaria manifestación por las calles de Pamplona. Al término de la marcha, los convocantes leyeron un manifiesto en el que se presenta la independencia como la única solución "al conflicto, la división y ruptura en la sociedad vasca". Según dijo el portavoz de Indepentistak, Txutxi Ariznabarreta, el camino para "construir el Estado vasco" debe plantearse "desde una mayoría amplia", por lo que animó a todos los ciudadanos a participar en ese proceso "por encima de sensibilidades políticas y sentimientos concretos".

La manifestación contó con la presencia de representantes de la Asamblea Nacional Catalana y del Partido Nacional Escocés. Ariznabarreta dijo que en Euskadi miran "los pasos claros que están dando Escocia y Cataluña en su camino hacia la independencia", y afirmó que hay "mucho que aprender de ellos". El portavoz de Indepentistak también hizo una referencia al exlehendakari y líder del PSE, Patxi López, al que acusó de "abrir la caja de los truenos del miedo" al afirmar el día anterior, en una entrevista con la agencia EFE, que "muchos abandonaría la independencia al saber su coste".


La independencia costaría 5.000 euros al año a cada vasco

Según los cálculos realizados por economistas consultados por ABC, la independencia supondría para el País Vasco una caída de alrededor del 15% de su Producto Interior Bruto, derivada de la salida de la moneda común europea y la caída de sus exportaciones. Esto supondría un coste de unos 15.000 euros menos por hogar al año, lo que se traduciría en un coste de 5.000 euros en la renta per cápita de cada ciudadano vasco.


- Urkullu: "como nacionalista aspiro a la soberanía plena, pero, como lehendakari, defiendo un proceso gradual"
- El PNV aspira a una "nación vasca" en Europa con derecho a decidir "libre y democráticamente" su futuro
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios