www.diariocritico.com
El termómetro de la campaña (4): Los sondeos que vienen

El termómetro de la campaña (4): Los sondeos que vienen

domingo 27 de abril de 2014, 10:47h
Dicen que hay al menos seis grandes encuestas en marcha para que nos instruyan sobre lo obvio: que el bipartidismo está en crisis, pero no muerto; que el PP y el PSOE andan a la greña por un mísero punto, a ver quién gana nominalmente las elecciones del 25 de mayo; y que los españoles se muestran bastante hartos de esta forma de hacer política. Los 'estados mayores' de los partidos han decidido que lo mejor, para llamar a los desanimados votantes, es sacudirse a modo y al modo tradicional; es decir, sacando a pasear la herencia recibida, el 'y tú más' y el sacar pecho ante lo logrado ahora y que no consiguieron los anteriores. ¿Propuestas de una Europa nueva? Ni una. ¿Debate sobre el futuro del Viejo -nunca mejor dicho-Continente? Nada. ¿Cómo mejorar la UE, ahora que nos llegan caras nuevas -con ideas viejas-para regirla? Tampoco mucho, la verdad. Solamente hemos averiguado que una euroencuesta predice que será el socialdemócrata Schultz, y no el democristiano Juncker, quien presidirá Europa en el próximo cuatrienio, que estará marcado por inestabilidades tan grandes como lo que ocurre en la frontera del Este y en la del Sur. Pues qué bien.
 
El caso es que ya estamos lanzados prácticamente a la campaña, que oficialmente comienza dentro de poco más de una semana. Ya nos han dicho que Zapatero, renacido de sus cenizas, participará en "cuatro o cinco" mítines -contra él se lanzarán desde el PP los rayos de la 'herencia recibida'- junto a Elena valenciano, que se presentaba esta semana en el Club Siglo XXI con mediana asistencia y acompañada de sus familiares, entre ellos una hermana, Paloma, que parece clonada con la candidata, aunque no sean gemelas. Y nos han dicho también que Aznar no estará en los mítines del PP: el ex presidente, la verdad es que cada día más antipático, chirría en los ámbitos monclovitas donde reina, sin sombras, visibles, Mariano Rajoy, el silente.
 
Y es a él, al silente, a quien todo se referencia. ¿Hablará por fin con Artur Mas? ¿Sustituirá de una vez a Miguel Arias Cañete al frente de Agricultura? ¿Moverá ficha alguna o seguirá con su inveterada política de dejar que todo lo que debe pudrirse se pudra? La verdad es que, quitando el aburrimiento patente en la ciudadanía ante este estado de cosas, un aburrimiento reflejado en las encuestas, a Rajoy no le está yendo del todo mal con esta administración, tan relajada, de los tiempos. Pero ya lo verán ustedes: la campaña va a estar dominada, lo quiera no la gran esfinge, por el tema catalán. Y tengo la impresión creciente de que Artur Mas se empieza a sentir entre la espada de la realidad europea y la pared del silencio monclovita. Ahora solo falta saber por dónde saldrá: ¿a morir matando? Pues menuda época, si esto es así, nos espera.

- Especial 'ESPAÑA, UN PAÍS EN ELECCIONES'>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios