www.diariocritico.com
Al parecer, sí se puede

Al parecer, sí se puede

lunes 26 de mayo de 2014, 15:37h
No hay peor gestión que la que no se hace, ni nada tan imposible como lo que no se intenta. Adormecida y desmovilizada por el narcótico de una efímera prosperidad material que resultó ser una trampa, la sociedad española ha tenido que verse sin casa, sin pan, sin trabajo, sin dignidad, sin justicia y sin futuro, para reconocer las causas, la naturaleza y a los autores de su ruina. Como sólo se vive una vez, y no es cosa de dejar para otra vida la conservación de ésta, de todo aquello (casa, pan, trabajo, dignidad, justicia, futuro) que necesita para llamarse vida, y no infraexistencia, la gente ha tomado lo primero que tenía a mano, unas elecciones europeas, y ha expresado su resolución de que hasta aquí hemos llegado. Tal es, obviando los análisis de los expertos, tan similares en ésta ocasión que parecen uno y el mismo, lo que ha pasado, que los españoles le han dicho a los responsables de su desgracia, los del bipartido único, que se acabó lo que se daba.

El Eibar asciende a Primera División, Castrillo de Matajudíos ha conseguido después de tantos siglos dejar de llamarse de esa manera tan ignominiosa, y el PP y el PSOE han perdido la mayoría absoluta que les permitió bastardear la democracia que, por lo demás y por su causa, nunca pasó de incipiente. Quiere esto decir que, al parecer, sí se puede. Los que más han podido, porque además lo llevaban en su estimulante nombre, son los de Podemos. 200.000 euros se han gastado en la campaña, seguramente todo lo que podían reunir entre todos, y aunque ahora les llega el momento de introducirse en el proceloso y turbio túnel de la política convencional, que en España es por el que se huye de la sociedad para refugiarse en el Estado, parece que entusiasmo no les falta.

También han podido casi todos los demás, pues la gente ha acudido a ellos buscando sacudirse el yugo del bipartidismo único, que siempre fue la Gran Coalición sostenedora de un Régimen cleptócrata y corrupto. Hasta el centro, que no se estilaba desde Suárez, ha recibido la visita desesperada de una buena porción de papeletas. Eran unas elecciones europeas, pero nadie lo diría.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios