www.diariocritico.com
¿Te quieres callar de una vez?

¿Te quieres callar de una vez?

Será algo que pasará a la retina mundial, que entrará a formar parte de las señas de nuestra aldea global, como los zapatazos de Kruchef en la ONU, como Marilyn cantándole el "Happy Babi" a Kennedy, como Churchil fumándose un puro en los comunes aguantando el bombardeo de la oposición, como Juan Pablo II abroncando al arrodillado Ernesto Cardenal. El rey constitucional de España, de la más vieja monarquía del mundo, reverdecida por su defensa y compromiso con la democracia diciéndole al verborréico y faltón presidente Chavez "¿Te quieres callar de una vez?" es ya parte iconográfica de la historia. La imagen es ya portada en todos los medios de internet de los cinco continentes y abre todas las televisiones lo mismo que la voz es quien inaugura los noticiarios de la radio. Hoy es portada en la prensa escrita del mundo. Pero además, como dice mi buen amigo, veterano y gran columnista Raúl del Pozo se quedará en nuestra memoria para siempre.

El rey de España le espetaba, sin protocolo y con todo su desparpajo borbónico, la muy popular frase española a la que quizás algún castizo le hecha incluso en falta una palabra, exactamente entre la "una" y la "vez". Lo hacía en defensa de un presidente democráticamente elegido, y por dos veces, por el pueblo español, José María Aznar, al que el energúmeno llevaba dos días insultando y tachando de "fascista" y sobre el que no paraba de verter injurias y basura. Pero lo hacía tambien en amparo del actual presidente José Luis Rodríguez Zapatero a quien Chavez interrumpía sin parar cuando le recordaba la cualidad escrupulosamente democrática de España y sus presidente y le afeaba su conducta y manera.

Z apuraba su talante. Pero fue el rey el que se "echó pa adelante". Fue un despeje, un zurriagazo y, como luego Ortega, seguía con la cantinela de echar a España, doscientos años largos después de haber ido, las culpas de sus ruinas y sus miserias en que su corrupción, su oligarquía y sus caudillismo populistas enloquecidos les tienen sumidos, entonces el rey hizo el desplante y los dejó plantados.

Hoy es portada mundial por haber cerrado la boca a quien no se le apea de la suya la palabra que quizas puede acabar por serle más justamente aplicada. Ese presidente que intento el poder primero y por dos veces como golpista y que ahora camina raudamente por la vida de la imposición el autoritarismo y la violencia de cuadrillas a sus ordenes que asaltan a tiros universidades y asesinan a los estudiantes que protestan contra su régimen.

Callaba a quien está acostumbrado a hablar sin que nadie le replique, horas y horas de monólogo, de soflama y prepotencia autocomplacencia, de agarrar púlpito y micrófono y sentirse y creerse el más listo, el más sublime, el más revolucionario y salvador de la patria del mundo. Callaba a quien había creido que la Cumbre era ,  porque en eso pretende siempre convertirlo, en un plató de su "Aló presidente".

Seguro que en los próximos días, por supuesto, él y sus compadres montaran la consabida pajarraco. Sacarán a pasear el espantajo de la Conquista, del que llevan viviendo ya dos siglos, el de la rapaz y terrible España que los coloniza y hasta agitarán el muñeco de Franco como reacción. Y puede que algunos les aplaudan. Allí seguro, porque esa es vieja monserga y está muy absorbida por las gentes a base de tan continuo y extenso repetir la cantinela. Y puede que aquí también. También habrá quien con el flagelo de no sé qué crímenes de la historia, la vergüenza de la ignorancia, la inquina y el sectarismo político, o simplemente la villanía también entre en el juego y descalifique a nuestro monarca.

Pues no seré yo, desde luego. Desde mi humilde corazón republicano hoy, como aquel otro día que bien recuerdo, no me importaría gritar que ¡Viva el Rey!. Y añadir un coño, bien sonoro por esa expresión que él no pudo añadir para redondear su frase.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios