www.diariocritico.com
El papel de Europa

El papel de Europa

miércoles 23 de julio de 2014, 16:20h
Europa es una potencia económica, pero es un pigmeo en política internacional. En el globalizado mundo actual, la economía va por delante de la política pero sin una verdadera política exterior es sólo cuestión de tiempo que otros países superen a la Unión Europea en la guerra abierta por hacerse con la hegemonía en el mundo de los negocios. Estados Unidos y su divisa, el dólar, lideran el planeta, pero China, el gigante asiático que asombra con su extraño modelo de dictadura comunista ultra capitalista ocupa ya la segunda plaza. Rusia, cuyos recursos en materias primas parecen ilimitados y esa es su gran ventaja, también está en la carrera junto a Japón o Corea, países que, a escala, manifiestan una pujanza industrial y una fortaleza exportadora impresionante. Hay más corredores en liza en la carrera por ocupar el centro del escenario económico del siglo XXI.


Países de economía emergente como la India o Brasil también juegan al gran juego. Pero Europa, la Europa de los 450 millones de habitantes -después de China y la India el mayor mercado del planeta- con Alemania como motor, está llamada a ocupar una plaza en el pódium de los vencedores. En vías de superar las secuelas de la crisis  provocada por la explosión de la burbuja financiera  y con el euro puesto a salvo como moneda común, en el horizonte sólo se interponen las dudas que nacen de la debilidad -por no decir, ausencia-, de una política exterior propia. Política comunitaria capaz de marcar agenda e imponer presencia en aquellas situaciones o conflictos en los que ahora sólo comparecen los EEUU como gran interlocutor. De ahí extrae Washington su ventaja. Unas veces en solitario y otras como cabeza de  la OTAN. Buena parte de los países miembros de la UE son socios de la Alianza Atlántica, pero el gran patrón, quien marca su rumbo y a la postre diseña sus objetivos, es Estados Unidos. Mantener la OTAN supone invertir en Defensa por encima de las necesidades individuales de cada país miembro. Visto como está el mundo -con conflictos que se reavivan (Iraq, Siria, Israel-Palestina), crisis recientes (Ucrania) o amenazas potenciales (yihadistas en el Sahel, piratería en el Índico)- no sería sensato pensar en debilitar la estructura militar de la Alianza, pero dicho esto, Europa debería tener más papel en el mundo.


Un papel fruto de una presencia específicamente europea en la política internacional. Empezando por la ONU. Al margen de que Francia y Gran Bretaña ya están en tan restringido club, la Unión Europea debería luchar para conseguir un asiento en el Consejo de Seguridad. Quien tiene presencia en la agenda política acaba abriendo senda para los negocios y las grandes inversiones que generan riqueza y puestos de trabajo. La nueva o el nuevo alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, debería hace valer su cargo. Hacer algo más que lo hecho por la patética Catherine Ashton. Europa debe asumir con ambición un papel de líder y luchar por ser algo más que un mercado único que se levanta por las mañanas esperando a ver lo que hace Washington o lo que dice Berlín.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.