www.diariocritico.com
Corruptos, ladrones y mangantes

Corruptos, ladrones y mangantes

martes 28 de octubre de 2014, 20:29h
El otro día haciendo limpieza de papeles de hace años me encontré un viejo cuaderno, con unas notas sobre la corrupción que están de plena actualidad. Se podía leer en ellas que la corrupción es un terrible cáncer que devora las instituciones y lleva a los países a la miseria, si no se ponen medios para combatirla. No sé de quién era la frase ni en qué contexto cogí esas notas pero eran  antiguas. Se daba a entender que la corrupción ha viajado con nosotros desde el mismo momento en que la democracia española abandonó el miedo a una vuelta al pasado y los grandes partidos empezaron a defender a los corruptos propios para señalar sólo a los ajenos. Se afirmaba que la financiación de los partidos y sus maquinarias electorales han sido un terreno propicio para la corrupción, y también se ponía el dedo  en la llaga sobre la permisividad que la sociedad española ha tenido con ella, votando reiteradamente a personas incluso acusadas de "meter la mano en la caja" .

El otro día una amiga mía me comentaba, con un punto de razón que ahora no hay que dividir a los políticos entre los que son de izquierdas y derechas sino entre los ladrones y los honrados sean cuales sean las siglas que representan. Desgraciadamente se ha  instalado la sensación entre los españoles de que el problema de la corrupción es estructural en nuestro sistema democrático, pero eso  no puede provocar relajación alguna a la hora de perseguir a los mangantes ni tampoco minar el funcionamiento de las instituciones.

Todos los días aparecen nuevos casos de corrupción y todos los días vemos reacciones tibias que sólo son contundentes si el afectado es del partido contrario. Nadie cree ya a los representantes de los partidos cuando salen en los medios de comunicación con la cantinela  de que van a ser inflexibles contra la corrupción y que la tolerancia va a ser cero, cuando aquí nadie da un paso al frente para irse, salvo que le echen y nadie asume responsabilidades políticas.

Todo esto es tan apestoso, lo han convertido entre todos en tal lodazal que lo que se tambalea son los cimientos de una democracia misma, que no ha sabido poner diques de contención a tanta inmundicia. Aquí hablamos de "mordidas" de miles de millones como quien habla de calderilla, de fortunas en paraísos fiscales  imposibles de conseguir si no  es saqueando las arcas públicas, de ladrones que teníamos por gente honrada y muchos hablan de musas cuando lo que hay que hacer es pasar de las musas al teatro.

A mí me pasa lo que a todos que no soporto una cantinela más, ni estoy dispuesta a que nos metan a todos en el mismo saco. No es cierto que la política sea el reflejo de una sociedad corrupta, eso es sólo una excusa y aunque evidentemente para que haya un corrupto tiene que haber un corruptor si uno no se deja corromper no hay nada que hacer. En mi profesión como en todas hay periodistas honestos y otros que no lo son y yo desde luego no aceptaría que, de ninguna de las maneras, me metieran en el mismo saco que a los mangantes que se han aprovechado del periodismo para sacar tajada.

Por eso ni entiendo ni entenderé que políticos que tienen las manos limpias y los bolsillos de cristal justifiquen y amparen, por acción o por omisión, a quienes han robado a manos llenas. Además estoy convencida que o se hace una catarsis total y la hacen todos,   o nuestra Democracia quedará al albur de cualquier populista que venda humo o que diga a cada cual lo que quiera oír. Estamos en un momento propicio para la aparición de aventureros y llama la atención que los políticos honrados, que los hay, no pongan pie en pared. O no se enteran o no quieren enterarse de que les queda a todos un telediario sino espabilan y de verdad aplican de una vez eso de la tolerancia cero que han convertido en una cantinela vacía de contenido.¡Qué asco!
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.