www.diariocritico.com
Un Madrid 'descristianizado' no da la talla y cae ante el Bayern (1-0)

Un Madrid 'descristianizado' no da la talla y cae ante el Bayern (1-0)

> El Barça gana fácil su Gamper ante una floja Roma (3-0)

jueves 06 de agosto de 2015, 08:15h
El Real Madrid, sin Cristiano Ronaldo, ha encajado su primera derrota de la pretemporada, después de caer ante el Bayern (1-0) en la final de la Audi Cup, en la que Lewandowski ha logrado con su gol que el trofeo se quede en el Allianz Arena de Múnich (Alemania). Mejor le fue al Barcelona, que dejó en casa la 50ª edición del Trofeo Gamper con una victoria (3-0) y goles de Neymar, Nessi y Rakitic) sobre la AS Roma que supuso la vuelta a escena del tridente local, tras una pretemporada errante y antes de jugarse ante el Sevilla la Supercopa de Europa.

Esta mala cosecha, sufrida con las bajas de Cristiano Ronaldo y Karim Benzema, truncó la buena racha veraniega del conjunto madrileño. Y es que de cara al inminente inicio del curso oficial, los pupilos de Rafa Benítez no conocían la derrota tras haberse enfrentado ya a AS Roma, Manchester City, Inter de Milán, AC Milan y Tottenham Hotspur.

El nuevo sistema de la 'era Benítez' pasó en esta ocasión a un segundo plano, pues ante los alemanes tampoco jugó el galés Gareth Bale. El futbolista de Cardiff llevaba semanas acaparando las modificaciones del técnico con su nuevo rol de mediapunta, pero este miércoles fue el canario Jesé Rodríguez quien centró la atención del ataque.

Sin embargo, el canterano madridista no cuajó una actuación tan destacada como en las semifinales el martes contra el Tottenham, cuando en la primera parte había protagonizado un par de ocasiones muy claras de gol. Esta vez no fue así, disputando los 56 minutos inaugurales con escasa sensación de inquietar al portero local Manuel Neuer.

El encuentro comenzó con un ritmo altísimo, con ambos equipos exhibiendo plantillas de postín aunque con el Bayern llevando la voz cantante. Bien es cierto que tal dominio muniqués no se plasmaba con fluidez, pero los jugadores entrenados por Pep Guardiola pronto demostrarían más empeño para gustar a su público.

Tras una primera media hora de vehemencia sin control, Thomas Müller fue el encargado de cristalizar la primera gran oportunidad para abrir el marcador. El espigado delantero alemán culminó con un disparo colocado una buena jugada ofensiva del Bayern, obrada desde la banda derecha pero cuyo lanzamiento raso acabó fuera rozando el poste del arco del costarricense Keylor Navas.

El propio Müller volvió a merodear el gol poco después, gracias un derechazo lejano que rebotó en Sergio Ramos; eso envenenó el remate y a punto estuvo de sorprender al guardameta del Real Madrid, que a contrapié rectificó su colocación para ser testigo de cómo la pelota se estrellaba esta vez sí en el palo.

KEYLOR NAVAS EVITA MÁS DISGUSTOS

Navas empezó ahí a tener trabajo, pues al borde del descanso le hizo una notable parada a Mario Götze. Su compañero Douglas Costa había ganado la espalda de Dani Carvajal por la banda diestra de la defensa visitante, y su pase atrás fue rematado por Götze para que el costarricense se luciera pese a estar obstaculizado por el omnipresente Müller.

La superioridad del Bayern era ya patente y la segunda mitad del partido sirvió para ratificar esa tendencia, durante unos 45 minutos algo más trabados debido a los múltiples cambios que realizaron ambos entrenadores. Tanto Benítez como Guardiola tienen sus respectivos campeonatos ligueros a la vuelta de la esquina, y cualquier coyuntura es buena para hacer pruebas.

Pese a todo, los madrileños no encontraron resquicios para turbar la tranquilidad del entramado defensivo muniqués. El duelo cayó en intensidad, esa que se había derrochado al principio sobre el césped del Allianz Arena. Los miles de aficionados allí congregados esperaban con ansia que su equipo rompiera el equilibrio, pero es tardó en llegar.

Hasta el minuto 87 no fue capaz el Bayern de atravesar el 'muro' levantado por Navas con sus acertadas intervenciones. Aunque poco pudo hacer cuando, en ese instante, Lewandowski remachó un delicioso centro de Douglas Costa, una falta lateral que el delantero polaco aprovechó de maravilla a bocajarro y en solitario dentro del área pequeña.

Un gran desmarque que propició el tanto de la definitiva derrota madridista. Se escapó la final de la Audi Cup, un título simbólico que por tanto le correspondió al equipo anfitrión. No queda mucho más tiempo para florituras, ya que la Liga BBVA 2015-16 se echa encima.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.